Home Quebec Super trio: niños, obesidad y nutrición
Quebec - August 14, 2009

Super trio: niños, obesidad y nutrición

Sin lugar a dudas la obesidad sigue siendo un tema obligado en Canadá, recuerdo que en el 2006 el Gobierno de Quebec creó un plan de acción de $ 400 millones de dólares para educar a los quebequenses sobre la importancia de mantenerse activos y alimentarse bien, pero en realidad no es tan fácil iniciar este programa de prevención, y nadie más indicado que el doctor Alain Sirad, médico, pediatra, nutricionista clínico del hospital Sainte – Justine en Montreal para abordar el tema.


N.G ¿Qué opinión le merece el aumento de los índices de obesidad en los jóvenes canadienses, que según las estadísticas pasó del 3% al 8% entre 1979 y el 2004?

 

Alain Sirad. La epidemia de la obesidad se está dando a nivel mundial, no solamente en Canadá y Estados Unidos, todos los países están teniendo problemas, incluso Asia presenta índices preocupantes al igual que Portugal, Brasil, Colombia y Venezuela, en donde la gente paso de comer lo necesario a alimentarse demasiado en sola una generación, algo que nunca había pasado antes.

 

Este flagelo afecta de manera distinta a la población. Si hablamos de adultos y comparamos los canadienses con los americanos vemos que los adultos de Canadá son un poco más delgados que los de Estados Unidos. Nosotros tenemos solo 25% de obesidad mientras América tiene 30%, pero si a esto le agregamos sobre peso, los porcentajes llegan hasta 50% en el caso americano. Es importante distinguir entre obesidad y sobre peso, pero al sumarlos estaríamos diciendo que cerca de la mitad de la población canadiense padece problemas de sobre peso.

 

En cuanto a los niños, ellos siguen el ejemplo de sus padres, los menores canadienses tienen el mismo porcentaje de sobre peso que los americanos. Cerca de un 10% son obesos y otro 20% tiene sobrepeso, es decir un 30% de nuestros niños tiene problemas de peso, algo que yo como adulto nunca había presenciado.

 

N.G ¿Cuál cree usted que sea la causa de este fenómeno?

Alain Sirad. Esto tiene varias causas. Tomemos el ejemplo de una mamá que tiene que trabajar, vive en un apartamento pequeño, no le es fácil conseguir dinero y debe comprar algo rápido, porque no tiene ni tiempo, ni energía para cocinar, entonces adquiere todo en el camino, que generalmente es comida grasosa. Cada mordisco que pega el niño es de veinte calorías y si come mucho, consume más calorías, o alimentos que llamamos “comidas con alta densidad calórica” y no consume aquellas de bajo contenido calórico, como son los vegetales.


N.G. Es decir, ¿los niños están comiendo más calorías ahora?

Alain Sirad. Cuando yo era joven regresaba del colegio y mi madre siempre estaba en la casa, si salía jugar a un rato, ella me vigilaba, pero ahora los padres le dicen a sus hijos no salgan, porque ellos no están y les piden que permanezcan adentro del apartamento y los esperen.

 

¿Qué hace el jovencito?

Ver televisión y jugar playstation. Entonces los chicos están menos activos y la calidad de comida es diferente. Mi madre solía preparar todo en la casa, pero ahora un treinta por ciento de las comidas en una familia tradicional, se compra por fuera o se consume en un restaurante. Es cuestión de tiempo.

 

N.G ¿Los roles actuales de los padres afectan de alguna manera?

Alain Sirad. Anteriormente, un solo miembro de la familia trabajaba para mantener el hogar, ahora laboran ambos, otro factor para analizar. Un niño de dos años de edad está comiendo menos vegetales de lo que antes se comía, y esa tendencia es la misma en jóvenes de otras edades. Un 80% de los menores canadienses no está comiendo la cantidad de legumbres requerida ¿Por qué? Los padres salen del trabajo, recogen a sus hijos de la guardería, compran muslitos de pollo o hamburguesas en Mac Donalds y utilizan el micro ondas, porque los vegetales se demoran más en cocinarse.

 

Como si fuera poco, se preocupan tanto porque sus pequeños coman que si no terminan su cena, les dan yogurt, cereal, mantequilla de maní, o helado, porque creen que es mejor que coma eso, a nada. Incluso, los niños ya aprendieron que si no terminan su cena, les dan lo que ellos quieran. Yo les digo a los papás si su hijo no quiere cenar con vegetales, entonces que desayune al otro día, así se acostumbraran a comer correctamente.

En los países ricos, los chicos saben que pueden comer lo que quieran a la hora que deseen, porque los padres no tienen la energía para pelear en contra de eso, entonces se necesita un esfuerzo mayor de parte de los progenitores. En cuanto al refrigerador, éste es del total dominio de los padres, los menores jamás deben abrir la nevera, eso es responsabilidad de los mayores.

 

N.G. Cuando el niño ya está gordo, ¿cuál es la mejor manera de ayudarlo?

Alain Sirad. Poner a un niño hacer dieta es lo peor, lo que se debe hacer es cambiar los hábitos alimenticios, que es algo diferente, porque estar a dieta significa comer menos, pero el niño debe comer más, pero más vegetales. Una taza grande de zanahorias equivale a una cucharada de helado en calorías, si se come todo su plato de hortalizas, el niño no estará con ganas de comerse el helado. De hecho, se debe hacer un cambio en las calorías y no someterlo a una dieta, porque ¿sabe usted cuánta gente adulta que se somete a un régimen regresa a su estado anterior? Un 95% de las personas que han perdido más de cinco kilos, los hagan de nuevo en menos de un año.

 

N.G. ¿Que soluciones plantaría usted?

Alain Sirad En realidad, lo más difícil de transformar, es el estilo de vida. Los padres deben hacer cambios drásticos. Cuando ellos tomen la decisión de sustituir lo que consumen, cuando cambien el ambiente familiar, entonces mejorara la situación. Si tienen televisión por cable y los menores pasan horas viendo tele, entonces desconecten ese servicio, porque ellos no tienen tiempo de supervisar cuántas horas pasan sus hijos frente a la pantalla, no pueden actuar como policías, entonces sino compran la parabólica, no habrá problemas.

 

En cuanto a los regalos de navidad por ejemplo, siempre les digo a los papás que no les compren tantos Nintendos o Playstations, que regalen cosas deportivas, como unas botas de nieve, una nueva bicicleta. Los padres deben motivarlos a que jueguen afuera, deben hacer más atractivo estar afuera que adentro de la casa. Además, deben darles ejemplo, practicando algún deporte o transportándose en bicicleta.

 

Por otra parte, es importante advertir que los niños deben tomar solo agua y leche. El jugo es pura azúcar licuada, se debe tomar en una ocasión especial, pues cada vaso de jugo representa 120 calarías, entonces si el niño bebe cuatro, se consume como 500 calorías, porque el jugo es una golosina licuada, no es proteína solo azúcar.

 

No soy muy optimista.

 

N.G ¿Están los padres concientes de las consecuencias de alimentar mal a sus hijos?

Alain Sirad Si los padres ven a sus hijos un poco gorditos, piensan que es una grasa de la edad, de bebes, que eso se desaparece con el tiempo, pero si su hijo está gordito y tiene más de cinco años, se va a convertir en un problema mayor. Si su hijo se sienta y se le hacen rollitos de grasa en el estomago, ya tiene un problema de sobre peso, lo ideal es reaccionar a tiempo.

 

Le aseguro que es más difícil manejar esto con un adolescente, que con un niño, pues un chico de siete anos, come lo que hay en la casa, si no hay comida “chatarra” se alimentará bien, sino le dan dinero, no va a la tienda a comprar dulces, mientras que el adolescente compra lo que desea, por eso es responsabilidad de los padres seleccionar los alimentos.

 

N.G ¿Cual es la edad crucial para comenzar a controlarlos?

Alain Sirad El mejor momento para prevenir la obesidad o el sobrepeso es antes de los siete años. Cuando el niño llega a los ocho años y es delgado tiene menos oportunidad de convertirse en un adulto obeso, pero si llega a los siete y ya está gordito los chances de ser un adulto obeso son del 50%. La mejor edad es los dos a los siete años, durante el preescolar, este es el mejor momento para enseñarles a comer correctamente, a ser activos.

 

N.G ¿Qué piensa de las medidas adoptadas por restaurantes como en KFC para controlar la grasa en la comida?

Alain Sirad Ellos no están manejando la grasa, están cambiando el tipo de aceite, pero sigue siendo grasoso, simplemente le ponen más atención en el aceite, pero sé que ciertos países han implementado leyes para quitar esos productos, aunque no creo que los Estados Unidos lo haya hecho todavía. En Francia está prohibido poner máquinas con coca colas y golosinas en los colegios, bueno ellos hacen eso en las escuelas, pero en la mayoría de los casos es tarde, porque lo importante es lo que pasa en la casa entre los niños de dos a siete años. Ahora sé que están abriendo gimnasios con horarios extendidos para que los jovencitos se ejerciten más y cosas así.

 

N.G ¿Cómo ve el control de la obesidad en un futuro?

Alain Sirad. No soy muy optimista con esto, porque a pesar de no haber tenido ninguna recesión económica en Canadá, la gente no tiene ahorros. En efecto, en los últimos diez años, nuestra tasa de empleos nunca había estado tan alta y nuestro desempleo tan bajo. Sin embargo, lo que hemos visto desde el 2003 es que no habían muerto tantos canadienses desde 1930 y las reservas de dinero no habían sido tan bajas desde esa época, lo cual significa que los papás tendrán que seguir trabajando y ¿qué sucederá ahora con la crisis económica? Con el aumento del desempleo, habrá más dificultad para que los padres compren buena comida, menos plata para hacer actividades afuera, para adquirir esquís, menos dinero para todo, en consecuencia, los chicos se volverán más y más pesados, estarán mayor tiempo en sus casas. Por eso no estoy muy optimista.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…