Home Colombia La Salsa de Tamayo
Colombia - April 19, 2014

La Salsa de Tamayo

@NataliaGnecco

Estudiar ciencias políticas en La Sorbona de Paris y convertirse en diplomático era uno de los grandes sueños de Jean Paul. Pero si bien se sentía atraído por las distintas denominaciones de esta ciencia social que estudia la teoría y práctica de la política, una voz en su interior le decía que no estaba llamado a vivir en los laberintos del acontecer político, ni perpetuarse como profesor, asfixiado entre un saco y una corbata.

 

Fue así como el amor por la salsa que guardaba disimuladamente en su ADN estalló y sin pensarlo dos veces entregó su tesis sobre el Plan Colombia, recibió su titulo de politólogo y dejó por la mitad su posgrado, para probar suerte como solista.

Lo que empezó como hobby, lo hizo aterrizar en el famoso bar parisino La Scène Bastille, donde un público 200 personas lo acogió con entusiasmo. A los pocos meses, ya se había salido del cascaron y su voz retumbaba en los oídos de más de 3000 personas en el Sur de Francia. La salsa se convirtió en la gran pasión de su vida.

Para quienes no conocen a Tamayo, nació de padres colombianos en París, donde estuvo rodeado por la música salsa desde una tierna edad. Después de cantar en diferentes bandas de salsa desde 2002 como Grupo Mango, Alfredo Cutufla , Alex Wilson, Jim Lopez, “ La Nueva Edición” formó su propia banda en 2011 y experimentó su primera vez como líder de la banda para el espectáculo de un artista internacional : Herman Olivera (cantante de Eddie Palmieri ) en Disney Village en París.

Tamayo se trasladó a Barcelona, donde se unió a un nuevo equipo y actuó en lugares como el Café Royale, Antilla Club y La Estación. En julio de 2012, fue fichado por el Jazz de Barcelona Salsa y Latin off Festival , junto a bandas como la de Rubén Blades, Eddie Palmieri, Larry Harlow y Havana D ‘ Primera.
Posteriormente graba su primer proyecto con un grupo de músicos con sede en Madrid dirigido por el trompetista y director musical Oscar Cordero. A mediados de 2013, termina su el álbum que incluye un tema con con Tito Allen – ex cantante del Conjunto Clásico, Típica 73, Tito Puente, Louie Ramírez y Ray Barreto.

Con mucho orgullo Jean Paul me anuncia que su álbum será lanzado el 6 de mayo, mientras esto sucede, los amantes de la salsa en Bogotá podrán tener un abre bocas del repertorio salsero y bailable de Tamayo, quien estará con sus diez músicos el próximo 28 de febrero en Salsa Cámara.
Pero ¿cómo vino a parar este artista colombo- francés, que ha compartido con en grandes figuras de la salsa en escenarios de Europa y Norteamérica a nuestros escenarios capitalinos? Quizás el viejo dicho que “la sangre llama” nos puede dar una pista.

Jean Paul, ¿Cuál fue el proceso para dar a conocer “Tamayo”?
Una vez terminé la grabación en España y Estados Unidos, con mi Cd en la mano me dije ¿ahora qué hago? Entonces publiqué los singles “Puerto Rico” y “Sigue caminando” en el internet y varios blogueros de Cali me brindaron su apoyo, me contactaron con un DJ muy famoso en Nueva York, quien me recomendó hacer la promoción de mi disco de manera profesional.

¿Y cómo logras el acuerdo con la casa disquera?
Decidí irme para Nueva York para buscar personalmente un sello disquero, mientras tanto me presentaba en bares y alternaba con músicos de mucha trayectoria en la salsa. Coincidí con un grupo llamado New Gen Salsa, que deseaba relanzar la salsa de Puerto Rico y tiene acuerdo de distribución con Universal Music. New Gen Salsa vio mi trabajo, le gustó y ahora es mi disquera.

¿Cómo aterrizas tu proyecto en Colombia?
Unos artistas amigos me comentaron que Mauricio Ortiz acababa de regresar a Colombia, por eso cuando llegué inmediatamente lo contacté. Mauricio es un gran pianista, un músico integral y gracias a él comenzamos a reclutar a los músicos que acompañan este proyecto de Tamayo en Colombia.

¿Por qué retomar la salsa clásica?
Soy un cantante joven, amante de la salsa clásica y ese es un plus, pues ahora la salsa la mezclan con regeton, vallenato, reggae, etc, además la imagen del salsero está encasillada en ese tipo de look ostentoso, con joyas, carros lujosos, pintas estrafalarias y yo prefiero la imagen de La Fania. Igual mi familia en Cali ha jugado un papel fundamental en mi gusto por lo clásico, pues es muy tradicional.

Pero creciste en Paris ¿cómo terminas cantando salsa?
Desde muy chico escuchaba Angel Canales en mi casa con mis padres y como muchos jóvenes crecí bajo la influencia de Michel Jackson, Police, Bob Marley, e incluso de ritmos franceses, pues mi padre era amante de este tipo de música con textos sociales. Sin embargo, en el momento de cantar, me incliné siempre por la salsa clásica.

¿Qué pretendes lograr con tu CD Tamayo?
La verdad mi proyecto busca impulsar el verdadero arte de ser sonero, que va más allá de ser un buen cantante. Es toda una cultura alrededor de la improvisación, que requiere de mucha habilidad para acoplarse a la orquesta, como también saber crear versos con picardía, coherencia y sabor.

¿Cómo ha sido tu formación como artista?
Yo soy empírico, no leo partituras, soy puro oído, pero siempre me esmero por estar rodeado por los mejores músicos, de ellos he aprendido mucho. Además, este es uno de los grandes consejos que me ha dado Tito Allen, quien perteneció a La Fania y siempre me dice que me rodee de calidad artística.

¿Cómo se involucra Allen en tu CD?
Con Tito Allen grabé un tema a dúo en Nueva York llamado “Sigue Caminando”, el cual ha sido muy bien recibido. Tengo una gran admiración por su trabajo, para mí es un honor que él cante conmigo, de hecho la gente comenta si este joven grabó con Tito, entonces es muy bueno. No es un simple aficionado.

¿Te apoyaron otros artistas en la producción?
Claro, me acompaña el músico arreglista venezolano Oscar Cordero, alguien fundamental en la realización de mi nuevo CD, al igual que José Mendoza quien ha trabajado con Tito Puentes, Celia Cruz, José Alberto “El canario”, entre otros.

¿Por qué escogiste Bogotá para edificar tu proyecto?
Es bueno estar en la capital de Colombia porque aquí también son muy salseros, la salsa no se reduce a Cali. Creo que existe un nutrido público que ama la salsa, en donde puedo presentar mi trabajo discográfico y coordinar desde aquí mis futuros conciertos en Paris, Barcelona, Suiza, Bélgica, etc.

¿La salsa tiene tanta acogida entre los europeos?
Creo que es una válvula de escape, es una manera de salir de su rutina de trabajo. Hay muchísimas escuelas, no te imaginas, hasta en Rumania, hay congreso de máster class de salsa durante tres días, la asistencia es increíble, hasta en Rusia hace furor. Es el social dancing de preferencia.

¿Pero esa salsa de salón no es un tanto artificial?
Definitivamente una cosa es la salsa como baile y otra muy diferente es la cultura de la salsa. Yo encontré inspiración en este tema y es así como compuse una canción que bauticé “Ritmo y sabor”. ¡Tienes que escucharla!

Por último, ¿cuál es el secreto para crear una buena salsa?
Una salsa buena se hace con 10 ò 12 músicos y debe existir una armonía entre el grupo para que las cosas funcionen. Eso es lo que me hace vibrar y si funciona a la perfección el público lo capta y la calidad del producto sale a relucir. Lograr la armonía requiere de rodearse de buenos artistas que también sean buenos seres humanos.

Fotos JP Tamayo
Sigue Caminando
Agradecimientos: Phillipe Pasquier.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…