Tequila1
Home Cultura Los encantos del Tequila.
Cultura - July 24, 2007

Los encantos del Tequila.

México es un país muy extenso y variado. Antes de llegar a Cancun y disfrutar varios dias en la Rivera Maya, hice un recorrido por la Costa Pacífica pasando por Acapulco, Ixtapa, Manzanillo, Puerto Vallarta hasta llegar a Guadalajara, una ciudad ubicada en el estado de Jalisco, aquí nacieron los famosos Mariachis y el tan apetecido tequila. Quizás muchos de ustedes sepan, pero hasta ahora yo me entero que en Tequila es un municipio del estado de Jalisco en México, este nombre proviene de la palabra náhuatl Tecuilan o Tequillan, que quiere decir “lugar de tributos”. Tequila es un pueblo tranquilo, bastante peculiar pues allí mismo es donde se fabrica el famoso licor Tequila que se produce gracias a una planta llamada Agave.

Si algún día piensan visitar Guadalajara les recomiendo el circuito turístico que los lleva a descubrir el municipio de Tequila, su historia sus mártires como el Santo Toribio Romo y las destilerías de Jalisco como las haciendas la Herradura y José Cuervo, o mejor aún tomen el tren Tequila Express que los lleva a conocer esta industria licorera y además los regresa con degustación y ¡Mariachis a bordo!

La his­to­ria de esta bebida llamada tequila se remonta a varios siglos atrás, cuando indí­ge­nas de Jalisco debie­ron refu­giarse en una cueva a con­se­cuen­cia de una tor­menta. De repente, un rayo cayó sobre unos mez­ca­les, que quemó durante varias horas y cuando la tor­menta pasó, el viento llevó hacia los veci­nos un aroma agra­da­ble. Uno de ellos tomó un pedazo del agave que­mado y al pro­barlo lo sin­tió dulce, entonces lo ofre­ció a los demás y así des­cu­brie­ron la uti­li­dad de la planta.

Uno de los indí­genas olvidó el jugo durante varios días y al regre­sar a su choza, observó que del jugo salían peque­ñas bur­bu­jas que for­ma­ban una espuma blanca y espesa. Al pro­barlo se encontró con un sabor enri­que­cido y dife­rente, luego separó el líquido de la espuma para su con­sumo y al beberla el indí­gena un cam­bio de per­so­na­li­dad, de ahí que el líquido se con­si­de­rara un regalo de los dioses.

La planta Agave está sembrada por toda la región y existen cerca de 200 tipos. Lo más asombroso es que se requiere de ocho años para que el cultivo esté listo para su procesamiento, incluso de sus hojas se obtiene fibra, por eso los indígenas tejían sus vestidos con este material. Dicen que el agave azul es el mejor de todos y lo mejor para comprobarlo es visitar la Casa Cuervo y pedir el tour de degustación.

En el siglo XVII, con la intro­duc­ción de los sis­te­mas de des­ti­la­ción espa­ño­les, el tequila y el mez­cal se con­vir­tie­ron en nue­vas fuen­tes de riqueza, cuya pro­duc­ción fue con­tro­lada por los con­quis­ta­do­res. En los siglos XVII y XVIII, los espa­ño­les fomen­ta­ron la pro­duc­ción del agave y de allí nació este producto tan carac­terís­tico de la zona.

La Casa Cuervo es la dinastía tequilera más antigua de todas y una de las más conocidas en el mercado nacional e internacional. Cuentan que José Antonio de Cuervo, fundador de la dinastía, obtuvo en 1758

varias tierras en la región del municipio de Tequila, para la siembra de diferentes cultivos.

El tour comienza con un video promocional de la casa Cuervo, después se visita la destilería que sigue teniendo un proceso bastante artesanal, se explica detalladamente el proceso de cómo se hierve el Agave, se mete en los hornos, se extrae el jugo, se fermenta , se extrae el licor , se purifica y se guarda en unos barriles inmensos, que van a determinar el tipo de tequila dependiendo del tiempo que pasen en conserva. Básicamente existen tres tipos de Tequila: Blanco, Reposado y Añejo El blanco es transparente como el agua, se obtiene inmediatamente después de la segunda destilación. El reposado se obtiene después de haber conservado al tequia blanco por lo menos dos meses en barriles de madera de roble o encino. Su coloración tiende a ser levemente similar a la de la madera, su sabor es ligeramente más suave que el del blanco y es el más consumido. El añejo permanece en maduración por lo menos un año en las mismas barricas de madera, es más oscuro que el reposado y su sabor a madera es bastante fuerte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…