Home Crónicas Francis Gurry y los retos de la propiedad intelectual
Crónicas - April 30, 2013

Francis Gurry y los retos de la propiedad intelectual

Todos los años, el 26 de abril, se celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual (P.I.) oportunidad excepcional de encuentro con quienes se interesan por este tema  en todo el mundo, para hablar y demostrar cómo el sistema de P.I. contribuye al florecimiento de la música,  las artes y  fomenta la innovación tecnológica que va plasmando nuestro mundo.

 

Este año la fecha se revistió de mucha importancia pues no solo Medellín fue escogida como una de las ciudades más innovadoras en el mundo, en el marco del concurso City of the Year, que organizan The Wall Street Journal y Citigroup, sino que además recibimos recientemente la visita de Francis Gurry, Director General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, OMPI.

Gurry, abogado australiano graduado de la Universidad de Melbourne, con un doctorado en filosofía de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido,  es el fundador y jefe del Centro de Mediación y Arbitraje de la OMPI. Desde 1997 se ha desempeñado en el cuerpo directivo superior de la OMPI, primero en calidad de Subdirector General y a partir de 2003, como Director General Adjunto encargado de las patentes y el sistema del Tratado de Cooperación en materia de Patentes – PC.

Gurry llegó o a Colombia en momentos en que nuestro país se destaca por ser  el primero de Sur América en acceder al Protocolo de Madrid y uno de los pioneros en implementación del TLT.  Los temas de propiedad intelectual han cobrado una alta relevancia, de hecho la  Superintendencia de Industria y Comercio   ha trasladado una importante porción de sus trámites a plataformas en línea que deja al país a la vanguardia con un  sistema más avanzado para manejo de bienes de P.I. en línea.

Colombia va por buen camino

Cumpliendo con una apretada agenda, el Director General de la OMPI, Francis Gurry se reunió el 19 de febrero con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, en Bogotá durante una visita oficial. El presidente Santos y el Sr. Gurry  debatieron los avances mundiales y regionales relacionados con la innovación y la propiedad intelectual. También discutieron la cooperación técnica entre Colombia y la OMPI y acordaron fortalecer aún más la colaboración en curso.

Logré entrevistar a Francis Gurry para la revista Ruta PI y estas son algunas de sus respuestas.

¿Cómo ve a Colombia en términos de innovación?

Hay una política clara en términos de innovación en Colombia. La sola decisión de reinvertir las regalías que llegan del carbón, petróleo y minería en este tipo de desarrollo es muy interesante. Existe un sano  desarrollo de un  ecosistema de innovación y éste es un signo  muy positivo.

¿Existe algún país que pueda servirnos de ejemplo?

Pienso que existen muchos países de los cuales podríamos hablar. Sin embargo, lo más importante es saber que existe un consenso en torno a la  innovación, pues a nivel mundial se reconoce que ésta ayuda al sostenimiento del crecimiento económico,  genera  empleo y  mejora  la calidad de vida. Es más, a  través de  la innovación  se pueden afrontar los retos  de la actualidad,  ya sea a nivel de  medio ambiente o de seguridad alimenticia, por ejemplo, para el año 2050 el  mundo deberá alimentar nueve  billones de personas lo que significa que se debe incrementar en un 70% la producción agrícola y la única manera de lograrlo será a través de la innovación  en la agricultura. Es por esto que las invenciones cada día reciben más apoyo y estímulo.

Pero ¿cómo logran el éxito  los demás países?

Los países más exitosos son aquellos que no poseen recursos naturales como es el caso de Singapur, Japón Suiza, Corea, Dinamarca, entre otros. Recordemos que el 70% del Japón no es cultivable al igual que la Republica de Corea y  su único recurso es el humano. Sin embargo,  ellos han sido capaces de maximizar  este recurso humano y enfocarlo  hacia la innovación, por eso considero astuta la política de Colombia de reinvertir sus regalías en áreas del conocimiento,  porque es ese conocimiento lo que va a lograr un futuro sostenible.

¿Cuáles son los pasos para lograr un alto grado de innovación?

Los pasos para  lograr una innovación exitosa pueden ser muy complejos, no es una respuesta simple, pues hay que  crear un ecosistema completo de innovación que va  desde la concepción de una idea hasta su correcta implementación en la economía y en el sector productivo y todo este proceso implica tiempo, al igual que muchos riesgos, es un viaje complejo. Ahora bien, para crear un ecosistema de innovación exitoso se requiere de un buen  sistema de educación, se necesitan  unos instructores idóneos en las escuelas y tener la capacidad de generar  nuevos conocimientos, pues no se trata solamente de transmitir conocimiento, hay que generar uno nuevo. Además, materializar una idea requiere un  capital de riesgo,  dinero  para invertir en nuevos conceptos, lo cual es  difícil de conseguir. Son muchos elementos que están en juego y los inversionistas  deben invertir bajo su propio riesgo.

Finalmente, ¿cuáles son los principales desafíos para la propiedad intelectual?

Existen muchos desafíos. Creo que uno de  los principales retos que tenemos es poder atender la alta demanda sobre propiedad intelectual, pues es la base para cambiar de capital físico al intelectual  con el debido conocimiento económico. Actualmente, vemos que a nivel mundial están en aumento las solicitudes por derechos de autor  y  tenemos alrededor de 2 millones de solicitudes  para patentes;  4 millones para marca y cerca de 750 mil para registro de diseño industrial. Una vez logremos esta meta de  cubrir la demanda, que es la parte  mecánica del procedimiento,  necesitaríamos  una mayor cooperación internacional con nuestras oficinas.
Otro de los desafíos es lograr un equilibrio   entre todos los intereses que rodean la innovación, pues existen muchos.  Por una parte, tenemos  el interés del inversionista, porque éste debe  asegurar la recuperación de su  inversión; por otro lado está el interés de la sociedad, que quiere  ser capaz  de utilizar esa invención. Estos dos factores no son compatibles inmediatamente, hay que lograr  interesar tanto a los productores como a  los consumidores, para mantener ese balance en el sistema.

Por último, uno de los más grandes retos que afrontamos es la aceptación social de la propiedad intelectual, específicamente en  áreas de creativas como en la música, el cine o la literatura en donde todo el contenido que concomemos puede ser adquirido muy fácilmente o gratis,  pero ilegalmente. Si volviéramos a la época de la invención de maquinaria pesada para  fincas encontraríamos que  producirla y reproducirla era prácticamente el mismo costo, todo lo contrario de lo que ocurre en nuestra era digital.

Para producir una película usted va a necesitar trescientas personas trabajando por nueve meses o más, esto sin mencionar los altos  presupuestos, pero reproducirla no toma tanto tiempo ni dinero. Esta inmensa diferencia entre el costo de producción y de reproducción es muy difícil y crea un problema en la aceptación de la propiedad intelectual  porque la gente no entiende  muy bien estos procesos y simplemente dice: “puedo copiar esta película, ¿por qué no? ” No entienden que a largo plazo el dilema será mayor, si la película está proyectada en una sala de cine es porque tiene un derecho. La propiedad intelectual es también un método para financiar la producción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…