Home Crónicas Iván Ovalle: Un enamorado del amor.
Crónicas - May 1, 2011

Iván Ovalle: Un enamorado del amor.

“Estoy feliz, el pueblo vallenato comprendió mi mensaje”. Con estas efusivas palabras me saludó el cantautor Iván Ovalle minutos después de regresar  de la Plaza Alfonso López,  donde interpretó la canción Por Un Buen Festival,  la cual fue seleccionada dentro de  las 74 canciones para competir por  la mejor canción inédita en el  44 Festival de la Leyenda Vallenata.

 

Por Un Buen Festival pasó varias eliminatorias, pero no logró ser la mejor canción inédita del 2011. Sin embargo,  conquistó los corazones del pueblo vallenato y del público en general,  porque así se lo hicieron sentir a Iván en medio de aplausos, abrazos y  mensajes de felicitaciones. No es de extrañar  tanta ovación  a su talento, pues  Iván Ovalle  es considerado el Rey de la Canción Inédita en Colombia, sus canciones no sólo llegan al alma, se vuelven  éxitos  y perduran en la memoria de quienes conocen el verdadero sentir de la música vallenata.

Componer una canción  para Iván Ovalle resulta tan fácil como para nosotros hablar,  con la diferencia que cada palabra tiene una dosis de poesía y sentimiento que traspasa las fronteras de la cotidianidad. Son muchos temas los que lo inspiran, por eso se apresura a explicarme de dónde nació esta nueva composición: “Por Un Buen Festival está basada en la rencilla que existe alrededor de la administración del Festival Vallenato, la pugna entre la familia Araujo Molina  y el abogado Evelio Daza.

El pueblo no tiene la culpa de ese problema, es algo político, por eso el Festival debe seguir  su curso. Yo creé unas metáforas muy lindas, prácticamente les cuento la problemática y le pido consejo a  Consuelo Araujo, Escalona,   López Michelsen. Yo asumo el papel de un personaje conciliador en medio de este litigio evocando a quienes han sido el alma del Festival Vallenato”. Puntualiza Ovalle.

Aprovechando su preocupación por el futuro del Festival quise  saber qué opinaba sobre la controversia que existe sobre los espectáculos gratuitos, pues muchos vallenatos están en contra de privatizar el festival o los escenarios y exigen que el gobierno local subsidie los conciertos. Iván afirma con serenidad: “La Fundación hace varios eventos gratis en el Parque Central  de Valledupar. El día de la inauguración del Festival de la Leyenda Vallenata los únicos que pagan son los VIP los demás pueden asistir  gratuitamente.

Asimismo,  el acceso es gratuito  cuando se presentan las competencias en la tarima Francisco El Hombre,  se cobran las entradas a las parrandas privadas y obviamente la presentación de los artistas internacionales. Este año contamos con la presencia de Ana Gabriel, esta artista mexicana cobra alrededor de 150mil dólares y la gente debe entender que es necesario recaudar el valor de las boletas para poder pagarle a todos los artistas”.


Me gusta competir


“Me trae la fuerza del amor, Yo voy a hablar de amor, Porque nací de amor”
Con pequeñas  estrofas como estas,  Iván ovalle le da los buenos días a muchos de sus seguidores ya sea en su facebook o por  su   Black Berry. Para nadie es un secreto que vive enamorado del amor y comprometido con la magia de sus canciones.

Mencionar cada uno de sus éxitos resultaría un párrafo enorme, pero vale la pena citar algunas como “Volver a la ternura, la fuerza del amor, Caminitos del Valle, Errante, El amor es más grande que yo, Enamorada de mi,  nunca comprendí tu amor,  El que Más te Quiere, y ahí vas paloma, El payaso de la esquina, Así me pasó contigo… Muchas personas pueden dar fe  de cómo estas  composiciones pasaron de ser letra muerta a convertirse en rotundos éxitos.

Sin temor a equivocarme puedo decir que Iván Ovalle  abrió la puerta a muchos compositores que se escondían  tímidamente en el lirismo de sus estrofas. Iván personifica la  difícil transición de compositor a cantante exitoso, un reto que tiene una lectura  especial para  él: “El paso de compositor a artista se da por el auge de la piratería, por la falta de regalías, pues no las recibíamos  debido a este fenómeno. Prácticamente un 90% del mercado musical  está en manos de los piratas es por eso que varios compositores como Pipe Peláez,  Gustavo Gutiérrez, nos hemos lanzado a producir nuestros propios discos, así ha surgido un público amante de ese ser humano que compone. Algunos se han arriesgado a cantar sin ser cantantes,  pero todo esto surge  por la necesidad de un reconocimiento artístico y económico. Al no recibir regalías muchos de nosotros interpretamos nuestras propias canciones”.

Iván asegura que anteriormente el cantante  solía pagarle al compositor pero todo el reconocimiento se lo llevaba el intérprete porque  al autor supuestamente le correspondían las regalías. “Con la industria paralela que tenemos en Colombia las casas discográficas dicen siempre: Ni  los que venden están vendiendo. Es decir,  Diomedes, Silvestre, Peter , los artistas más populares del vallenato, llegan a penas a vender cinco mil copias. Cuando no existía la piratería, ganarse un disco de oro requería vender más de treinta mil copias, hoy lo otorgan con 5mil copias vendidas”.
Es evidente para Ovalle que las reglas del juego han cambiado,  la piratería los  perjudica a todos  y lamentablemente el Estado no protege los derechos de autor como se debiera, a esto se le suma la  falta de empleo, la economía informal, el rebusque, que están a la orden del día en la industria musical.

Retomando el recorrido de su carrera artística, me enteré que Iván es invitado con frecuencia a  una especie de  “mano a mano”  con otros compositores, fue así como hace algunas semanas se presentó en Bogotá en el bar San Telmo junto al compositor El Chiche Maestre. “Los   empresarios organizan este encuentro entre compositores  y el público debe escoger al autor de su preferencia, es una especie de competencia. Yo he competido toda mi vida, si tengo un adversario compositor doy lo mejor de mí  y si estoy solo con mi conjunto, entonces compito conmigo mismo. Me gusta competir”.

Veinticinco  años de vida artística

Las canciones de Iván Ovalle han sido tan bien recibidas, que fueron   grabadas por el grupo Mexicano los “Tigres del Norte”, haciendo que este género musical floreciera en tierras mexicanas.  Por eso  es grato recordar  que fue  uno de los  artistas colombianos pioneros en ser nominados al  Grammy en la categoría cumbia-vallenato, en el año 2006,  posicionando una vez más el folklore colombiano en América del norte e incentivando a muchos compositores a seguir su trayectoria.

“Me gané esa nominación al  Grammy por haber presentado un trabajo específico llamado Iván Ovalle veinte años después,  fue un reconocimiento publicitario a mi producción musical, envié este material al concurso y me gané la nominación”.

Ahora,  en el 2011 un nuevo acontecimiento lo hace vibrar de emoción.   Iván está cumpliendo veinticinco  años de vida artística y  está produciendo un CD especial con quince  de sus  composiciones. “Voy a grabar a dúo con Gustavo Gutiérrez, Silvestre Dangond, Diomedes  Díaz, Iván Villazón,  Poncho Zuleta y otros amigos más. El lanzamiento será a nivel nacional y   está previsto para el mes de junio, vamos a grabar  con la casa Codiscos”.

Este aniversario será una manera sencilla de conmemorar muchos logros de este cantautor quien fue  ganador  en  1983  el Festival Nacional de Compositores en San Juan del Cesar, Guajira;  en 1994  se convirtió en el rey de la canción inédita en el Festival de la Leyenda Vallenata y  en 1998 la Cámara de Representantes le otorgó  “La Orden del Comendador” por su “Aporte Brillante al Pentagrama Colombiano” .

Si bien la carrera de Iván Ovalle como compositor  se remonta a  1991 con su primera producción “Volvió el Otoño”,    sus canciones se han escuchado en  las voces de los más importantes exponentes del folklore vallenato como Diomedes Díaz, los Hermanos Zuleta, Jorge Oñate, el Binomio de Oro, Iván Villazón, Los Betos,  etc. Tal parece  que   su fuente de inspiración es inagotable, sonriendo él  se limita a responder: “Yo soy lo que reflejo en cada canción. Recibo tantos elogios, tanto cariño de la gente,  que no podría dar algo distinto en mis composiciones”.

Fotos y video: Viviana Vergara Otero.
Agradecimientos: Viviana Vergara/ Iván Ovalle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…