Home Quebec El diablo no es como lo pintan.
Quebec - November 30, 2010

El diablo no es como lo pintan.

El verano estaba en pleno furor y un amigo me invito a su cumpleaños, que era una especie de “open house” en Laval.

El verano estaba en pleno furor y un amigo me invito a su cumpleaños, que era una especie de “open house” en Laval. Salí corriendo del festival de Cine del Mundo para tener un rato de esparcimiento y cuando pensaba que había conocido a todos los invitados me tropecé con uno bastante peculiar y simplemente no pude evitar mirarlo con detenimiento. Yves Godbout caminaba erguido con su enrome estatura, sus intensos ojos azules, su larga cabellera negra que contrastaba con su una piel blanca que era indiferente a las caricias de los rayos del sol. Entró a la terraza vestido con pantalones negros ajustados , botas del mismo color y una camisa negra tejida con la misma gracia de una telaraña que dejaba entrever un tatuaje inspirado en algún animal mitológico.

Después de observar a Yves por unos interminables segundos, mi imaginación empezó hacer travesuras, puedo asegurar que Steven Spielberg me quedó en pañales. Sin embargo el joven se me acercó con una sonrisa muy cálida, dijo su nombre al tiempo que el mío y como suele suceder ninguno de los dos se enteró de cómo nos llamábamos.

Como estaba tan distraída pensando en mi historia de horror, le extendí la mano, visualizando ese pequeño rosario de pétalos de rosa que siempre mantengo en mi cartera, si, una de esas replicas que venden por allá en el vaticano en Roma.

A medida iba pasando el tiempo, yo iba hablando con varias personas, tomando una copa de vino aquí y allá, hasta saborear una exquisita torta con almendras. No sé en qué momento, por alguna razón “la criatura” como le empecé a llamar cariñosamente, se dio cuenta que yo existía, quedábamos sentados muy cerca y afortunadamente tuve la precaución de callarme, observarlo y escucharlo decir que la música era su pasión. Fue así como atraída por la curiosidad le dije que era periodista, que su apariencia me llamaba la atención y me arriesgue a preguntarle si le gustaría darme una entrevista para mi blog , yo sabía que esta oportunidad de estar “face to face” con un joven Emo, fanático del heavy metal, vestido absolutamente de negro, con piercings , guantes, accesorios extravagantes, tatuajes , pero lejos de su gallada, en un ambiente familiar, sin gritos ni alaridos, era imposible de desperdiciar.

No debemos juzgar por la apariencia.

Me sorprendió la manera como Yves aceptó inmediatamente a mi petición y como no teníamos un letrero que dijera “no molestar” pego un gritó para anunciar que iba a ser entrevistado y asumió su rol con mucha madurez, aclarando su garganta me dijo: “Mi nombre artístico es Netherscream, soy el vocalista de la banda Within Anguish. Escogí este apodo porque encierra de cierta manera toda esa trayectoria que he venido haciendo para convertirme en artista, soy compositor, cantante de esta banda tecno muy cultural, queremos transmitir emociones fuertes, de angustia, tristeza, de rabia, la idea es sacar todo lo negativo que guardamos en nuestro interior para aliviarnos y sentimos mejor”.

Yo me apresuré a preguntarle si no creía que era un concepto muy agresivo, a lo cual Yves afirmó que es una especie de cateresis, algo terapéutico porque a persona que le guste la Metálica puede escuchar cuatro horas seguidas esta música y seguramente colecciona todos los discos compactos y va a buscar este tipo de experiencia, su rostro se suaviza para contarme que la música le salvó la vida cuando tenía 15 años. “Yo tuve una gran depresión debido a que mi madre estaba muy mal a causa de una enfermedad llamada Addison , el sistema inmunitario se ataca asimismo, sus defensas estaban en ceros e incluso cualquier gripa podía matarla, yo tenía que estar al lado de ella atendiéndola e incluso cocinar para nosotros dos, a esa edad entre los quince y dieciséis años no era nada fácil. Hoy milagrosamente mi madre está mejor, pero es una enfermedad degenerativa,”.

Yves asegura que se sentía muy mal por varias cosas razones y una canción de un grupo llamado Anorexia le dio sentido a su vida porque entendió que había algo en el Metal que lo podía salvar, el sonido agresivo intenso, lo hizo percatarse que no estaba tan solo en la vida, que había más personas como él que tenían la misma sensación de angustia, que pasaban por una mala experiencia y así comenzó a escribir sus propias canciones en francés e inglés, su preferida es “Meditation”. Al preguntarle qué le inspira para componer me dice sin titubear: “ Mi introspección, mis sentimientos, mis experiencias, los estados del ser humano, a veces mezclo las cosas, pero utilizo un lenguaje metafórico , hablo incluso de la vida después de la muerte”.

Aproveché que nuestra conversación se tornaba un poco trascendental para preguntarle si era creyente y muy convencido me respondió: “Yo soy agnóstico, sé que Dios existe pero yo no lo quiero, esto es algo oficial para mí, es mi punto de vista personal, porque no puedo amar a Dios después de haber vivido tantas desgracias en mi vida como la enfermedad de mi madre. Creo que no estamos en este mundo por alguna una razón, no hay destino, no hay una razón para existir, estamos aquí y eso es todo, tenemos que escoger lo que creamos sea lo más justo para poder vivir”.

Sueño con un tour internacional.

La conformación del grupo Within Anguish se fue dando paulatinamente, Yves encontró a sus compañeros porque compartían el mismo gusto por la música, al guitarrista de la banda se lo tropezó en un trabajo que tenía, después encontraron al bajista, se entendieron muy bien y comenzaron su vida artistica . Al igual que muchas otras bandas ellos arriendan un local en la Cite 200 en Montreal, un edificio transformado en estudios de grabación, todos los artistas van allí. Yves confiesa que componer cada canción es un proceso largo, pues cada tema tiene una duración aproximada de seis minutos, el escribe los textos luego se reúnen para hacer los arreglos musicales, incluir los coros, así trabajan por varias horas. “Nunca sabemos que va a salir de eso, cada uno tiene una idea en su cabeza sobre la misma composición y hacemos tres versiones, siempre la canción queda mejor de como yo la había concebido en un comienzo”. Explica Yves con satisfacción.

De la música pasamos a su estilo de vida. Yves considera que vestirse de negro no obedece a una filosofía en particular, a él le gusta como su ropa, sus accesorios, así la gente lo juzgue, para él se trata de algo estético, él vive en Montreal Nord, donde está acostumbrado a las miradas de sus vecinos, aunque vivir en Montreal cuando se posee un estilo tan particular, no es tan terrible, es más difícil en las otras ciudades de Quebec. “ Yo sé que yo llamo mucho la atención, pero como me visto así desde que era adolescente entonces ya no me doy cuenta, quienes si lo notan son mis amigos con quienes ando, quienes a pesar que no visten como yo, se sienten mal cuando la gente me juzgan o me discriminan solamente por mi vestimenta. Estoy acostumbrado a eso y no me molesta que me miren mal, si no me quieren hablar los respeto, pero no creo que debamos juzgar a la gente por la forma como se vista”. Aclara con tranquilidad, el vocalista de Within Anguish.

A Yves le encanta la ópera, la música clásica, en especial Wagner y Beethoven, tanto como el rock,  heavy metal y lo más gracioso es que a su padre le gusta escuchar a Marilyn Manson pero a él no, sonriendo agrega: “Mi papá siempre me ha apoyado, él sigue mis proyectos, mi música, cuando yo decidí vestirme así, él lo vio como algo especial, no comprendía eso, pero después me apoyó. Tengo una buena relación con mis padres, soy una persona calmada, no consumo drogas, no consumo mucho alcohol, es una decisión personal, algo que es natural en mí. Mi causa gracia siempre cuando la gente me dice Yves, realmente no eras como yo pensé”.

A todo esto Yves le llama “intercambio” y por eso prefiere que la gente le pregunte antes de juzgarlo, porque se trata de gustos diferentes, la estética es diferente, el balance es diferente es un intercambio, además él se siente muy orgulloso de su trabajo musical, pues Montreal es la capital del metal en Norteamérica, cada semana se presentan cuatro shows, llegan grupos internacionales como Cataclisim o Black Guards y los tiquetes se esfuman en segundos.

Netherscream es consiente que existen bandas de metálicas satánicas que dan una imagen muy violenta propagan unos valores anti cristianos, se visten con grandes crucifijos, están maquillados y a veces hasta el mismo se pregunta, ¿ qué es eso? Pero generalmente el ambiente del heavy metal es sano. “incluso el machspeed o scratch” que es cuando todo el mundo empuja fuerte, aparentemente es agresivo, te lanzan en el aire pero siempre cuidamos que nadie se lastime, es como la lucha libre que da la apariencia de violencia pero es no es así, es algo muy respetuoso” puntualiza el artista.

Yves sueña con hacer algún día un tour internacional con su banda Within Anguish y aunque el mercado del heavy metal  no es tan grande, el ama la música, una pasión que combina con sus estudios de fotografía, su idea es poder tomar las fotos de su primer álbum. La velada continua y dejo regresar a Yves con el anfitrión de la fiesta, después de haber roto el hielo se sintió con la confianza de relajarse frente a mí, emitía sus ruidos extraños, sacaba la lengua y asumía sus poses de artista, siempre para espantarme y como lo lograba con mucha facilidad, termine diciéndole cariñosamente, “ Oh my God, the creature is back”!

 

Agradecimientos Jeff & Guillaume Rajotte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…