Home Cultura Redes: ¿La vida secreta de los adolescentes?
Cultura - March 9, 2016

Redes: ¿La vida secreta de los adolescentes?

@NataliaGnecco

Si alguien nos pregunta cuándo fue la última vez que vimos en Facebook a un recién nacido abrir por primera vez sus ojos ante el mundo, creo que muchos coincidiríamos en afirmar que no sobrepasa las 24 horas, porque la imagen de los orgullosos padres mostrando su bebé en las redes sociales se volvió viral.

Gracias a la globalización hemos pasado de la famosa nalgada propinada por el doctor, al centellante flash de un celular, con razón un estudio afirma que el 92% de los niños estadounidenses tienen una presencia en internet antes de la edad de dos años y sus progenitores envían cerca de 1.000 imágenes antes de cumplir los cinco años.

Como resultado de este comportamiento, se ha abierto un serio debate sobre si son los padres llamados a publicar las fotos de sus hijos o si se les debe permitir a ellos mismos hacerlo, así atenten contra la privacidad o seguridad y una de las encargadas de poner este tema sobre el tapete es la periodista Nancy Jo Sales, autora del libro *American Girls: Social Media and the Secret Lives of Teenagers.

Nancy Jo escribió recientemente para la revista Time un artículo sobre cómo las redes sociales están entorpeciendo la vida de las adolescentes norteamericanas y asegura que los jóvenes están en constante peligro debido a los servicios de mensajería como Kik, Yik Yak y otras aplicaciones anónimas que consultan al regresar del colegio, pues todas abogan por la publicación de desnudos online. Adicionalmente, la autora afirma que estamos ante una generación que rinde culto al narcisismo, pero nadie se detiene a reflexionar que ese exhibicionismo lo están aprendiendo de sus mismos padres.

Al narcicismo se le suma, el auge de la cultura del ‘selfie’ o autofoto, el desmedido aumento de la competitividad, así como la tendencia inquietante de la sexualización, en donde los “likes”, los corazones, los “emoji” – también llamados “emoticones” son la manera de adquirir una aceptación, y nada mejor que unas imágenes calientes, después de todo el sexo vende, así tengas 13 o 35 años.

La periodista explica que este entorno sumado a la disponibilidad de la nueva tecnología, el sexting (sexteo) y el intercambio de desnudos han sustituido otras formas de intimidad, es así como las niñas, hijas, nietas o sobrinas están en mayor riesgo en la red debido a la mezcla el sexismo de antes, con un nuevo concepto de la liberación sexual, para ser más provocativas. “Las niñas que publican ‘poses provocativas’ sufren porque las avergüenzan tanto en internet como por fuera de la red, por ser busconas. Cuando son víctimas del ciberacoso , los ataques que se centran más en su sexualidad”. Asegura la escritora americana.

Nancy Jo Sales pasó dos años y medio investigando el comportamiento de las jóvenes en la red (INSTAGRAM, WHISPER, YIK YAK, VINE, YOUTUBE, KIK, ASK.FM, TINDER) visitó diez Estados y habló con más de 200 niñas y una de las preguntas frecuentes era ¿por qué algunas adolescentes publican imágenes sexualizadas? ¿Por qué se han vuelto cómplices de esta cultura impuesta por muchos medios de comunicación social? Lily, de 14 años de edad, quien estudia en el colegio Garden City, de Nueva York le contestó: “lo hacemos sólo para llamar la atención, para tener más “likes”. Todo se reduce a lograr más likes” .

¿Hasta dónde puede ir una adolescente por obtener un “like” o “me gusta”? Uno de los peligros que expone la autora se relaciona la preocupación por los depredadores en internet, que sobrepasan el pánico moral y se han convertido ya en algo de real, tangible, como es el reciente caso del secuestro y asesinato de una niña de 13 años de edad llamada Nicole Madison Lovell en Virginia, Estados Unidos. De acuerdo con las investigaciones, Nicole envió un mensaje a David Eisenhauer (18 años) uno de los presuntos asesinos, a través de Kik la aplicación que usan los jovencitos para intercambiar sexts (sexteo) y selfies (autoretratos) con desnudos.

Y si por Estados Unidos llueve, por aquí no escampa. Un caso similar se registró en Colombia el año pasado con Natalia Seña Bernier, una joven bogotana de 15 años, estudiante de décimo grado, quien apareció muerta junto a un hombre de 21 años,luego de haber dicho que se iba a encontrar con su mejor amiga, pero cuando no apareció su familia descubrió que realmente se había citado con un hombre a través de la red social Facebook.

Mientras las jóvenes se encuentran con sus amigas en los centros comerciales, publican algunas fotos en snapchat y le dan like a las imágenes de sus amigos en Instagram, los depredadores de las redes siguen al acecho. Este año en Bogotá, la Dijín capturó a un hombre de 21 años de edad identificado como alias Ellmo, señalado de abusar sexualmente de niñas menores de 13 años en Bogotá. Según estableció el Centro Cibernético Policial de la Dijin, este joven contactaba a las menores por redes sociales, se ganaba su confianza y concretaba citas con ellas para luego abusarlas sexualmente.

Cero tolerancia

La sexualización, ese concepto desconocido para algunos, es el resultado del constante bombardeo de los medios de comunicación de la imagen de la mujer como objeto sexual, un tema que también aborda Nancy Jo Sales en su libro. Ella considera que el aumento de la pornografía en internet es un factor incidente en este flagelo, pues los estudios han reportado que los niños estadounidenses empiezan a ver pornografía online desde los seis años y la mayoría ya han visto antes de cumplir los 18, entonces si los niños tienen fácil acceso a la pornografía y ven porno, no es de extrañar que el material que publiquen sea identificado como pornografía.

Como ejemplo, la periodista cita a VINE, una aplicación que permite crear y publicar vídeos cortos, de una duración máxima de seis segundos, en forma de loop (reproducción continua) prohibió el “material sexualmente explícito” en 2014,luego de un informe que denunciaba que niños y niñas de 9 a 11 años estaban publicando videos sexuales. Y si esto nos resulta chocante, ¿qué decir sobre lo que sucede en Colombia, donde cerca de 10 URL’s se bloquean diariamente por contener material sexualmente explícito que involucra a menores de edad?

En los primeros 29 días del 2016, la Dijín ordenó bloquear 270 páginas web con pornografía infantil, de acuerdo a la línea virtual de denuncia Te Protejo, es por eso que el mes pasado durante la IV Cumbre Digital para combatir la pornografía infantil ‘Conectados para protegerlos’, el ministro de las TICs, David Luna, ratificó el ‘Pacto de Cero Tolerancia con la Pornografía Infantil en Internet’, vigente desde 2014. El pacto, firmado entre entidades estatales, empresas privadas y organizaciones civiles, tiene siete acciones encaminadas a la protección de los menores de edad en la web.

Finalmente, es grato saber que el ICBF está recibiendo donaciones para fortalecer la red Te Protejo, sólo durante el 2015 se dieron tres mil capturas por delitos relacionados con la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. Además en este momento existen más de 160 investigaciones en curso, con la colaboración de la Policía Nacional, quien ya hace parte de la Virtual Global Taskforce (VGT), una fuerza de tarea mundial que lucha contra la pornografía infantil, para capturar a los pedófilos.

Reflexiones de Nancy Jo Sales:
Los adolescentes pasan hasta once horas por día conectados a un dispositivo electrónico. El 7% de los usuarios de Tinder, que asciende a 50 millones, tiene edades que oscilan entre 13 y 17 años. El 73% de las niñas tienen teléfonos inteligentes. Durante el 2015 , las niñas intercambiaron entre 40 y 50 mensajes de textos al día . Otros estudios encontraron que el número ascendía a más de 100.
*American Girls: Social Media and the Secret Lives of Teenagers. Jóvenes americanas: Redes sociales y la vida secreta de las adolescentes.
*La Sexualización de las niñas: Periodista María Teresa Villafrade.

Fotos: Revista Time, azcentral.com, bodimojoblog.s3, scmp.com, bellaandbhakti.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…