Home Política Brunilda Reyes: La cuota latina en Montreal
Política - October 14, 2009

Brunilda Reyes: La cuota latina en Montreal

Definitivamente el gusanillo de la política pica de muchas formas y en lugares muy remotos. Fue por eso que no me extrañó oír a Brunilda Reyes decir que lo primero que hizo cuando se bajó del avión en Montreal fue volverse miembro de un partido político de la provincia de Quebec, semejante coincidencia me hizo contener la risa, pero gracias a este detalle la curiosidad por conocerla más aumentó y aproveché nuestros encuentros en la Comisión de Comunidades Culturales del Partido Liberal para intercambiar opiniones, información, etc, de tal manera que mi respeto y admiración crecieron.

 

Por eso me complace mucho presentar a Brunilda Reyes como firme aspirante para convertirse en Consejera de la ciudad de Montreal, por el distrito Ovide- Clermont, en representación de Visión Montreal. Brunilda es una mujer muy activa, pues no solo es la vocera del Movimiento solidaridad por Montreal-Norte; sino también co- fundadora y gerente de la Asociación Les Fourchettes de L’Espoir, un organismo sin ánimo de lucro que tiene por objetivo ayudar a la integración de las personas menos favorecidas en su búsqueda de empleo y asegurarles el acceso a una alimentación gratuita y balanceada.

A pocas semanas antes de abrirse las urnas y conocer quien dirigirá el futuro de Montreal, en medio del tire y afloje entre el Alcalde Gerald Tremblay y Madame Louise Harel, cuando la campaña está a punto de llegar a su clímax, Brunilda Reyes me concedió esta entrevista, porque yo quería darla a conocer ante muchos otros latinos que tienen en sus manos el poder de decisión y sobre todo ante aquellos paisanos que mantienen la apatía política en Canadá como arma de doble filo: Evitar el compromiso como ciudadanos para poder quejarse sin participar.

HAY QUE SALIR A VOTAR.

Con su acostumbrada sonrisa Brunilda accedió a la entrevista no sin antes comentarme que ya no sabe dónde comienza su día y terminan sus noches.

¿Cómo nació la idea de su candidatura?

A mí siempre me ha gustado la política y estar cerca de la gente, entonces encontré que la política municipal era la que más me acercaba a esas dos actividades. Cuando alguien es consejero municipal, tiene que estar muy próximo a sus vecinos, a su comunidad y conocer muy bien el lugar donde vive, debe tener proyectos para desarrollar conjuntamente con los ciudadanos, etc. Entonces vi que era una oportunidad de ayudar a mejorar la vida de muchas personas desde este cargo político.

 

¿De qué manera su experiencia como directora de Fourchettes de L’Espoir, ha contribuido en este proceso?

En realidad llegar a ser Consejera Municipal es continuar con el trabajo social que vengo realizando desde hace diez años, pues fundamos este organismo de alimentación y así pude conocer las necesidades que había en el lugar donde vivo, sobre todo de los jóvenes, sus familias, todo eso me ayudó a pensar que podía trabajar con la gente que tiene el poder de cambiar las cosas, para obtener un mayor resultado y mejorar las condiciones de mi comunidad.

 

El episodio de Freddy Villanueva le dio una visibilidad a su trabajo, ¿qué balance hace usted de su rol como líder comunal en medio de esta tragedia que golpeó directamente a la comunidad latina?

Sin duda alguna este lamentable hecho nos dio una cierta publicidad , la cual no hubiera querido tener, ni tenía la necesidad de aprovechar en el contexto que estábamos, pero en realidad intervinimos porque estábamos en el epicentro de esta problemática, nuestro organismo tienen su sede en pleno Montreal Norte donde mataron este joven. Esta experiencia nos abrió los ojos, los ciudadanos nos señalaron un problema que existía y nosotros no lo veíamos o no lo queríamos ver. Obviamente apoyamos a la familia porque sabíamos que atravesaban por unos momentos muy difíciles, pero después continuamos trabajando por la comunidad para que la gente pudiera ver las cosas más positivas, pues esta tragedia tocó a toda la población, dejó secuelas muy graves. Nuestro deseo es que nunca más tengamos que lamentar la pérdida de uno de nuestros jóvenes en estas condiciones.

 

A tan escasas semanas de las elecciones, ¿Cuál es su mensaje para la comunidad latina?

Yo siempre le digo a la gente, hay que salir a votar. Si la mayoría de nosotros llegamos aquí fue justamente porque en nuestros países no teníamos la libertad, ni la facilidad de podernos desarrollar ni un futuro para nuestros hijos y tenemos acá la oportunidad. Creo que como latinoamericanos tenemos una obligación y si elegimos esta sociedad es porque tienen una democracia que nosotros deseamos tener y debemos conservarla. La democracia es frágil porque lo hemos vivido, por eso les pido, voten, infórmense sobre de los candidatos, ahora todos estamos en la calle, hacemos visita puerta a puerta, sin importar de qué partido seamos, entonces pregunten, infórmense y tomen la decisión de acuerdo con lo que ustedes piensan podría facilitarnos la vida aquí.

 

Como candidata del partido de la oposición, qué sería para usted lo bueno, lo malo y lo feo del señor Gerald Tremblay?

Yo fui militante del partido del señor Tremblay, lo que me hizo cambiar de idea fue que después de ocho años, no veo que esté trabajando con una estrategia, un plan, una visión real hacia el futuro de Montreal. Siempre los problemas le ganan, no es previsivo, y una persona no puede gobernar una ciudad si todo el día se esta defendiendo como le sucede al actual alcalde.

La administración Tremblay está muy mal, muy alejada de la población, no podemos admitir que cada una vez que haya problemas el Alcalde nos diga que simplemente el no sabéa, ni estaba al corriente de eso. El tuvo ocho años para demostrar que era capaz, por eso pienso que es el momento de darle esa oportunidad a alguien como Loiuse Harel que ya nos ha demostrado su respeto por la justicia social.

 

Para usted ¿Cuál es la mayor fortaleza de Louise Harel?

Madame Harel lleva más de veinte años en política, tiene una gran conciencia social, ha contribuido siempre a esta sociedad no solo como política sino como ciudadana, pues ha trabajado por leyes como la igualdad de las mujeres y su mejoramiento salarial. No olvidemos que Louise Harel fue Ministra de Inmigración también, en esa medida es una persona a la que no necesitamos sensibilizar, conoce las comunidades culturales, sabe cuáles son nuestras fortalezas debilidades como inmigrantes , es una persona que tiene todo un camino recorrido y puede ayudarnos a desarrollar muchos proyectos.


Finalmente, ¿Cómo ha sido el rol de su familia durante su candidatura?

Soy una mujer muy afortunada por tener la familia que tengo. Cuando salimos con mi esposo de Chile en nuestro primer refugio político, teníamos un hijo, ahora son cuatro y lo que siempre le enseñamos a nuestros hijos fue la importancia que sus padres estuvieran alredor de ellos, de mantener una buena comunicación, que todo lo que hiciéramos lo realizáramos juntos y todos esos valores que les enseñamos los podemos ver hoy cuando ellos están tan dispuestos a ayudarme, esta campana es un sueño que tenemos como familia, en estos momentos están todos de lleno dedicados a mi campana, a pesar de sus estudios, trabajos, obligaciones…Todo para que yo me pueda levantar el dos de noviembre con un titulo de Consejera Municipal.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…