Home Cultura ¿Aplicas las reglas de la felicidad?
Cultura - September 17, 2015

¿Aplicas las reglas de la felicidad?

@NataliaGnecco
De regreso de Pereira a Bogotá, en un vuelo que resultó eterno por aquello del tráfico aéreo, me tropecé con un odontólogo barranquillero quien luego de hablar de lo divino y lo humano, terminó por confesarme que había encontrado la fórmula de la felicidad. -Sorprendida le pregunté- ¿Cómo así? -Y sonriendo me contestó: “cuando dejé de ver noticieros mi vida cambió, ya no me siento impotente, ni histérico viendo historias tan deprimentes o violentas todos los días. Además si estoy estresado, alterado o deprimido lo primero que me pregunto es ¿esto me produce dinero o placer? Si no cumple con alguna de estas dos condiciones, ya no me amargo, paso la página”.

Tiempo después no tuve la misma suerte encontrar a una persona amena sentada a mi lado, esta vez al abandonar el aeropuerto internacional de Rafael Núñez en Cartagena, una ejecutiva convirtió los minutos del despegue en una pesadilla:armada de su celular no paraba de dar órdenes a todo pulmón, recitar su email para que le enviaran unas estadísticas sobre desnutrición infantil; regañar a su asistente mientras le narraba su agitada jornada laboral en la Heroica. Menos mal que un miembro de la tripulación se apiadó de nosotros al recordarle que ya íbamos a despegar… creo que todos queríamos gritarle ¿por qué no te callas”?

A regañadientes apagó su iPhone tratando de sonreír a los vecinos, pero parecía ese prototipo de personas que por más que se esfuerzan por demostrar que están felices, no nos convencen. Fue ahí donde pensé, definitivamente estar relajado es cuestión de actitud, no estaría mal recomendarle un par de clases de esas que hablan de las claves de la felicidad, tan en boga en estos tiempos.

 De hecho una de las universidades pioneras de esta cátedra para aprender a ser felices es Harvard, en donde desde el 2006 le están enseñando a los estudiantes a ver la vida de otra manera, y aunque a muchos les parezca absurdo que nos enseñen a ser felices, cuando nos encontramos con personas enervantes, resentidas, deprimidas, impacientes o intolerantes es lógico pensar hasta qué punto no estamos cayendo en el mismo error.

Por eso vale la pena reflexionar sobre esas lecciones de felicidad que en unos artículos se resumen en 10, en otros en 9 , pero la fuente de información es la misma: el Dr. Ben-Shahar, profesor de Harvard, quien resume su filosofía así: “”Cuando se aprende a vivir para hoy y para mañana, al mismo tiempo, se aprende cómo equilibrar las necesidades personales inmediatas con objetivos a largo plazo y disfrutar de la vida como nunca antes.”

Recientemente la revista Semana presentó las 9 claves de la felicidad según Ben-Shahar, aclarando que el dinero no clasifica, pues si bien es importante en la vida no nos da la felicidad, por ser efímero ese sentimiento de satisfacción que produce por ejemplo comprar un carro nuevo, un par de zapatos, una casa, etc.
No está de más entonces retomar las 9 lecciones y reflexionar si al menos atinamos a cumplir más de una, en nuestro diario vivir. Les aporto algunas de mis cavilaciones.

1. La felicidad está en la mente: Creo que es lo más difícil de lograr, porque es un reto diario tener pensamientos positivos. La idea es saber afrontar cada experiencia positiva o negativa, con la mejor actitud, después de todo lo único que no tiene solución es la muerte.. ¡y los impuestos como dicen los gringos!.

2. Agradezca: Los expertos recomiendan que todas las noches debemos escoger el mejor momento del día y agradecer, porque produce altos niveles de satisfacción. Creo que dar las gracias es en realidad un acto de humildad, que bueno aplicarlo y no caer en los tentáculos de la soberbia, de “yo todo me lo merezco”.

3. Haga ejercicio: Los beneficios de ejercitarse diariamente se notan y creo que todos los conocemos ampliamente, además fortalecen nuestro autoestima, me encanta caminar ¿pero a veces no les pasa que sacar tiempo para ejercitarse se vuelve toda una odisea? El trabajo, la universidad, el tráfico, los compromisos, etc… Lograr esos 20 minuticos diarios de ejercicio o más es todo un reto en las grandes urbes.

4. Cultive sus amigos: los estudios señalan que con solo mantener cinco relaciones de amistad durante toda la vida las personas tienen el 60 por ciento mayor posibilidad de sentirse mejor. La verdad es reconfortante tener con quien hablar y compartir los buenos o malos momentos, pero es necesario ser constantes para mantener vivo ese cariño.

5. El sentido de propósito: Se trata de tener una meta, un proyecto, un propósito en la vida como gran aliciente para vencer obstáculos. Es cierto que no tener metas puede producir muchos vacíos existenciales y recuerdo que no había nada más tedioso que hacer la lista de propósitos en el colegio cada comienzo del año… Vale la pena tener metas, pero he aprendido a encender el GPS, por si las cosas no salen exactamente como se planean, entonces activo el modo: “recalculando”.

6. Simplifique: hay que hacer la vida sencilla. Esto me recuerda la famosa regla de KISS (keep it simple stupid) volverse descompilado, practico, sabiendo siempre distinguir las prioridades. Creo que he ido ganando puntos en esta lección.

7. Medite: es la mejor manera para combatir el stress, los pensamientos negativos y generar paz. Buscar ese momento de intimidad con nosotros mismos es importante, para mí es un ritual diario alimentar el alma para que nada, ni nadie me estropee el día. A veces lo logro, otros días no.

8. Permítase ser humano: se refiere a permitirnos sentir y expresar libremente nuestros sentimientos, porque la gente más infeliz es aquella que controla todo el tiempo sus emociones. Esta lección me gusta mucho, nada más reconfortante que demostrar cariño y ser sinceros si algo nos disgusta, no comulgo con la hipocresía.

9. Vuélvase un caucho: aquí nos hablan de la resiliencia, tratar de sanar rápido nuestras heridas y salir vencedores, algo que suena muy bello, pero en la práctica no es tan fácil perdonar, sobreponerse a la perdida de los padres, superar las traiciones, etc, etc. Sin embargo, esta semana me sorprendió el testimonio deMichelle Knight que leí en Newsweek, y su experiencia de vida. Michelle sobrevivió a once años de secuestro, violaciones y torturas, en Cleveland – Ohio por culpa del demente de Ariel Castro, quien se suicidó antes de cumplir su sentencia. Ahora ella está rehaciendo su vida, ¡todo un ejemplo de superación!

Fotos: Newsweek, Rockstarresearch, youne, Kodjoworkout

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…