Martes, 21 Febrero 2017 16:23

ConCuerda: con el corazón en las manos

Written by

@NataliaGnecco

El pianista y compositor Franz Liszt decía que “la música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso”. Por eso nada más gratificante que anunciar por segunda vez la visita de un grupo de luthiers canadienses, especializados en la restauración y reparación de instrumentos de cuerdas frotadas , del 25 de febrero hasta el 10 de marzo en Cartagena.


ConCuerda, nació en 2016 gracias a una corazonada de su directora Liliana Gutiérrez, quien vive en Canadá y mantenía una amistad con Tom Wilder, luthier de su hija Julieta, violinista de una orquesta sinfónica juvenil en Montreal. Tom es propietario de una de las mejores casas de lutheria canadiense llamada Wilder & Davis Inc., Un día conversando con Wilder sobre el programa que tienen en Matanza- Cuba desde hace 12 años, se le ocurrió preguntarle: “¿por qué no hacemos lo mismo en Colombia?”


Wilder se limitó a decir que no conocía nada de nuestro país e inmediatamente Liliana asumió el rol de embajadora cultural de Colombia y fue así como se embarcó con su amigo canadiense en esta maravillosa aventura de darle nueva vida a violines, violas y violonchelos de las orquestas juveniles e infantiles colombianas y estimular la formación de jóvenes locales en el oficio de la luthería.

La primera edición de ConCuerda se realizó en Villa de Leyva en febrero del año pasado, allí se repararon más de 135 instrumentos de la Orquestas Sinfónicas Juvenil e Infantil de la ciudad, realizaron un concierto y se llevó a cabo un conversatorio en torno al oficio del luthier. Ahora en 2017 su organización restaurará más de 100 instrumentos musicales en Cartagena, con los cuales la Fundación Música por Colombia espera mejorar su labor pedagógica con niños y niñas de las comunidades menos favorecidas en la capital del Bolívar.


Adicionalmente, ConCuerda realizará un taller de “Periodismo Cultural en el Posconflicto”, en la sede de la Corporación Universitaria Autónoma de Nariño, con la colaboración del Centro de Estudios de Periodismo de la Universidad de los Andes (CEPER) y la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, (FNPI). Esta jornada será tanto para estudiantes de periodismo, como para jóvenes de los barrios desfavorecidos donde opera la Fundación Música por Colombia. Para cerrar con broche de oro, no faltará un concierto con los instrumentos reparados en el auditorio del Claustro de la Corporación Universitaria Autónoma de Nariño, ofrecido por los jóvenes de la orquesta de cuerdas de la Fundación Música por Colombia, el 8 de marzo.

Liliana Gutiérrez vive en Canadá hace 17 años, pero nunca ha dejado de estar en contacto con Colombia, a través de ConCuerda siente que puede unir el mundo canadiense y el colombiano alrededor de esta iniciativa que apoya a la niñez vulnerable en el país.


Liliana, ¿Cómo ha sido la respuesta de los artistas y músicos en Canadá?
Ha sido muy positiva. Hemos logrado movilizar voluntarios, músicos, artistas, mecenas, organizaciones, alrededor de ConCuerda. En Canadá contamos con el apoyo de prestigiosos músicos de la Orquesta Sinfónica de Montreal OSM, como Andrew Wan -Violín Principal- y Brian Manker -Violonchelo Principal- quienes han ofrecido conciertos para nuestro financiamiento.

¿y en Colombia?
La respuesta ha sido extraordinaria. El apoyo comunitario es un elemento esencial de ConCuerda, lo comprobamos al ir a Villa de Leyva, donde tuvimos el apoyo de los padres de los niños de la orquesta, los vecinos, los pequeños restaurantes e incluso de la alcaldía. Detrás de una orquesta infantil hay un gran trabajo de las organizaciones locales, comunitarias, municipales, que benefician a la niñez.


¿Cómo has logrado financiar tu proyecto?
Institucionalmente los principales aliados de ConCuerda han sido el Fondo Acción y el Ministerio de Cultura. La Embajada de Colombia en Ottawa ha facilitado las visas necesarias y quiero anotar que los lutheros de ConCuerda siempre trabajan en colaboración con sus homólogos locales, quienes también se benefician de este intercambio.


¿Alguna anécdota que recuerdes de la primera incursión de ConCuerda?
Era super bonito ver a los niños y niñas de la orquesta cuando salían del colegio corriendo en uniforme hasta el taller que hicimos para reparar sus instrumentos en Villa de Leyva. Se quedaban toda la tarde, traían sus perritos, sus tareas escolares y esperaban hasta que les arreglábamos los instrumentos. Una vez reparados su experiencia musical era más placentera. Los menores en situación vulnerable encuentran en las orquestas infantiles un espacio seguro, donde pueden crecer y desarrollar su creatividad. Eso es un efecto muy positivo de ConCuerda.

¿Cuál ha sido el instrumento más difícil de reparar hasta el momento?
Durante nuestra estadía en Boyacá no pudimos reparar un violonchelo que era de un joven de la orquesta de Villa de Leyva. Se le había roto después de un accidente y requería muchas horas de trabajo. Afortunadamente, un luthier boyacense nos dio un apoyo increíble y lo reparó. ConCuerda siempre trabaja en asocio con sus colegas locales, generando un intercambio de conocimientos de mutuo beneficio.


¿Cómo nació la idea de incluir el taller de periodismo cultural en el posconflicto en la agenda de 2017?
El posconflicto trae nuevas historias y requiere una forma diferente de narrarlas. En ConCuerda creemos que la música y la niñez hacen parte de estas nuevas historias. El posconflicto ofrece grandes posibilidades para Colombia y a la vez conlleva retos importantes, la cultura responde a estos retos y reinterpreta el país en su proceso después del conflicto. Apoyar orquestas infantiles, juveniles y de esa manera hacer que la experiencia musical de niños y niñas sea más placentera, también es una forma de participar en la construcción de un mejor país. ConCuerda es oportuna, por que ayuda a muchos jovencitos a crecer y desarrollar su creatividad en espacios seguros.

Por último, ¿a dónde planean seguir llevando este programa?
Nuestro próximo viaje será a la localidad colombiana que resulte ganadora de la convocatoria del Programa Estímulos del Ministerio de Cultura, pues hemos firmado un acuerdo con. MinCultura para realizar una vez al año la Residencia de Luthería Colombia-Canadá, ¡así que tendremos ConCuerda en Colombia para rato!

Fotos: Carolina Bautista

Agradecimientos: ana María Gómez- Upegui

Read 315 times Last modified on Miércoles, 22 Febrero 2017 02:54

Media

More in this category: « Fixing broken hearts after war

Leave a comment