Viernes, 03 Noviembre 2017 20:59

La encrucijada de Cataluña

Written by


Como si se tratara de una de las series top de Netflix, la situación de Cataluña nos tiene a todos siguiendo los acontecimientos paso a paso: desde la aprobación del Senado de España para la aplicación del artículo 155 para frenar la crisis por la independencia de Cataluña, la destitución del presidente Carles Puigdemont, la disolución del Parlamento catalán,

la llamada a elecciones para el próximo 21 de diciembre y ahora la orden de detención en Bélgica para Puigdemont, y los consellers Clara Ponsatí, Mertitxell Serret, Antoni Comin y Lluís Puig, quienes han rechazado declarar ante la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela por delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.

Mientras tanto, el ruido en las redes sociales continúa y las noticias son desalentadoras, periódicos como Vanguardia informan la partida de Cataluña de bancos como CaixaBank y Banc Sabadell, ante la caída del valor de sus acciones y las retiradas de fondos en diversos puntos de España. Decisión secundada por empresas como Gas Natural, Aguas de Barcelona y lo que es peor, centenares de medianas y pequeñas empresas se siguen sumando en el anonimato.

Como la trama sigue candente, decidí contactar a un grupo de personas cercanas, para tener una panorámica más amplia de lo que está pasando. Es así como desde la capital de Cataluña, Alexis Issaharoff, ingeniero, especializado en energía solar; Amparo Estrada Garay,  arquitecta dedicada a la reforestación; en París, Michelle Bessudo Murtra profesora de historia,  egresada de la UNED en Barcelona; *Antonio Pineda Cortés, ingeniero industrial vinculado a una multinacional en el DF, se unen en mi espacio para aportar algo a este ajedrez político que nos ayuda a comprender un poco más, las repercusiones de este fallido grito de independencia.

Issaharoff,, quien nació en Argentina, pero es catalán de pura cepa confiesa que toda esta situación lo ha llevado a estar muy activo en las redes, en su timeline de Facebook encontramos reflexiones como: “el escenario del artículo 155 en la teoría es una cosa,pero en la práctica…vaya a saber en qué termina”. Por motivos de trabajo Alexis, prepara maletas para irse a Malasia, pero eso no lo aleja de su realidad, por eso con aplomo manifiesta: “me considero una persona neutral, pero admito que la situación es muy compleja. Cataluña requiere de más soberanía, pero no una independencia. Mi temor es que España en su mayor locura por no poder controlar la región, termine con una intervención militar y es algo que puede suceder”.

El ingeniero confiesa que en el exterior, la situación se ve mucho más violenta de lo que realmente es y complementa: “este es un pueblo muy pacífico, al contrario de Madrid en donde hay una notable influencia franquista. Cataluña es una región que va a salir adelante, en cualquier escenario, aunque a mi modo de ver la independencia sería un poco tonta, una utopía. La única opción es que se le aumente su autonomía y se encuentre un punto intermedio”.

Por su parte, Amparo no se muestra más optimista que su vecino de Barcelona. Desde la intimidad de su hogar conformado por dos pequeños y su esposo francés, la arquitecta colombiana afirma preocupada: “llevamos 15 años viviendo aquí y nunca habíamos estado tan preocupados por la economía, nos interesa ser parte de la Unión Europea, porque si nos quedamos por fuera, las desventajas serían tremendas.

Además, nos asusta que cambie la moneda y la estampida de las empresas, porque generaría menos oportunidades de trabajo, esto es una cadena y para colmo de males, cuando nos reunimos con amigos, vecinos o familiares solo nos preguntan ¿eres del sí o del no?”

Amparo no entiende cómo quienes están a favor de la independencia de Cataluña, les da igual no estar en la UE y se ufanan del apoyo eventual de países como Bélgica, por eso con pesar agrega: “los catalanes tienen un ego muy alto, dicen que somos muy ricos, que esta región puede valerse por sí misma y muestran un odio muy fuerte contra el Gobierno. Esto me hace pensar en mi país, pues guardando las proporciones en Colombia puede que no estén de acuerdo con el presidente Santos, que exijan un cambio, pero no por eso Cartagena o Medellín quieren independizarse. La solución no es la independencia, entiendo que este tema lleva debatiéndose 40 años y desafortunadamente, los acontecimientos del 1 de octubre fueron la excusa perfecta para reforzar el sueño de la independencia en quienes estaban dudosos”.


Todo conduce a la corrupción

Como historiadora que se respete, Michelle conoce “de pe a pa” todos los acontecimientos que han ocurrido alrededor de la Madre Patria y por eso no anda con rodeos al decir que la historia de Cataluña es idéntica al resto de España, incluso debate la teoría étnica de Oriol Junquera, quien asegura que los catalanes tienen que ver más con los franceses y los suizos, en lugar de los españoles, lo cual para ella no tiene ni pies ni cabezas, por eso enfatiza: “es una teoría pegada con babas”.

Michelle es hija de catalana y muestra una gran pasión al hablar de Cataluña, por eso afirma que para entender la situación actual hay que hurgar en los anaqueles de la historia, remontarnos desde la época de la prehistoria, para conocer a los primeros pobladores, que llegaron a esta región antes de los Romanos. Con una narración espectacular que nos deja sin aliento, la profesora inicia con la cultura de los Campos de Urnas en la península, la influencia de los Íberos, luego se remonta a la llegada de los Fenicios, narra los principales hechos del siglo VII, pasando por los Condados Catalanes; el nacimiento del trono de Aragón y Cataluña; nos explica el origen de la unión de los Reyes Católicos, la causa de las guerras Carlistas, etc, etc, Para resumir su relato nada mejor que ver este video de Historia de Cataluña en 10 minutos.

De la clase de historia, Bessudo pasa con mucha habilidad al análisis de la coyuntura actual argumentando: “la gente no quiere invertir en Cataluña, hay miedo y es una situación lamentable a causa de unos políticos corruptos. Porque en realidad lo que está pasando es que el ex presidente Jordi Pujol Soley y sus alegres muchachos llevan robando a dos manos unas cifras absurdas que ascienden a más de 33 mil millones de euros guardados en Andorra, . El primero de enero de 2018, se va a revelar ante los gobiernos europeos, quiénes tienen cuentas y a cuánto ascienden estos montos. Este es el verdadero miedo, que el gobierno español los meta a la cárcel por corrupción”.

Al preguntarle por cómo se debe enfrentar la polarización que persiste en Cataluña, la historiadora afirma: “si celebran finalmente las elecciones en diciembre, el Gobierno debe instruir y no se puede estar haciendo el de la vista gorda y pretender que no hay ningún problema, porque los catalanes son gente buena que cree que están viviendo más oprimida con España, que no se dan cuenta de todo lo que reciben de la Unión Europea, no se percatan que se va a ir a pique la economía, no se van a poder sostener las pensiones, etc. Hace falta educar y que la gente entienda de qué se trata este proceso”.

Al igual que Amparo, Michelle está consciente de la división que ha traído la independencia al interior de la sociedad catalana, por eso relata: “tengo una tía que aprovechó sus vacaciones en Colombia para poder descansar de este tema. En mi familia por ejemplo que somos del pueblo más catalanista de todos, llamado Valls, solo tenemos uno o dos tíos con sus hijos, que apoyan este independentismo, de resto, estamos muy aterrados. Hay un éxodo masivo de compañías y de empresas que están dejando Cataluña, y lo que se avecina es un problema económico gordísimo, se dice que la peninsula ya ha perdido un 30% de su riqueza en los últimos meses. La situación es drástica y hay que entender que Cataluña no vive de la industria, que no produce, el 40 por ciento de sus productos agrícolas provienen del resto de España”.


Es pura ambición humana

Desde México, el ingeniero industrial Antonio coincide en muchos puntos de vista con Michelle Bessudo, pues también insiste en la importancia de conocer a fondo la historia de Cataluña, los intríngulis políticos y atribuye toda esta trama al mejor estilo de “House of Cards”, a un asunto relacionado con la corrupción.

Con mucha serenidad explica: “ hay razones políticas, culturales, económicas que han intentado “justificar” el independentismo catalán. La verdad es que Cataluña en las tres últimas décadas ha invertido mucho dinero y esfuerzo para inocular el “virus” el independentismo, desde el control total de la difusión de la cultura en las escuelas, pasando por los filtros del idioma en los puestos de trabajo, en las empresas, y llegando al “segregacionismo” para acceder a los puestos de las dependencias de las instituciones catalanas. Y como no hay poder que no tenga su lado obscuro, Cataluña no es diferente, el caso más conocido es el del presidente más querido de la autonomía de Cataluña (1980-2003), llamado Jordi Pujol (JP). Desde sus antepasados, la familia de JP amasó una gran fortuna, con actividades al margen de la ley”.

El ingeniero madrileño cuenta que después de haber dejado el poder, a Jordi Pujol lo sucedió Pascual Maragall (no tan afín de JP) y ocurrió un grave accidente en unas obras públicas en el metro de Barcelona (año 2005), y entonces salió a la luz pública (este y otros asuntos de corrupción que ya eran “conocidos”, pero se mantenían en cierta forma controlados), el famoso escándalo de “la trama del 3%” y añade: “ esta era como una “regla no escrita” y por la cual se obligaba a pagar a JP (o líderes del gobierno) el 3% de comisión, por todas y cada una de las obras que se realizaban en Cataluña. Trama, en la que estaban implicados todos los miembros de la familia Pujol ( la esposa en especial, pues dicen que era el cerebro), más todos los políticos de la maquinaria de esa autonomía.

Ante semejante escándalo, Antonio tiene su propia teoría: “como no encontraron otra manera de “desviar las miradas”, entonces echan mano de un recurso poderoso, y a la vez peligroso, como es “el nacionalismo popular”, que como ya dije, lo habían estado desarrollando y adiestrando por décadas. Y es tal la ambición de los implicados en esta trama y tal la presión del partido de coalición (CUP), que ya no pudieron evitar la huida hacia adelante, llevando a Cataluña a donde nunca quiso llegar el pueblo catalán, que es a un callejón sin salida. Lo que comenzó como un distractor mediático, se convirtió en un monstruo inmanejable”.

Antes de despedirse, Antonio remata diciendo: “los catalanes sí son orgullosos de su cultura, tradición y lengua y con toda la razón, porque son gente muy emprendedora, trabajadora, ahorradora y honrada. Solo que han sido usados,  engañados por la clase política catalana, en la que el pueblo tenía puestas grandes esperanzas. El asunto catalán queda resumido a algo tan simple como la ambición humana y a la teoría del “crash”, por cierto, muy interesante y suficiente para escribir un libro”.


Luego de escucharlos, para mi es claro que las tensiones generadas por el deseo separatista de Cataluña, son sin lugar a dudas, una muestra fehaciente del peligro que implica el nacionalismo, en un mundo que ha luchado tanto por la famosa globalización. ¡Amanecerá y veremos!

*Antonio Pineda Cortés: nombre ficticio

Fotos: archivos de internet ecestaticos.com,  libertaddigital.com, i0.wp.com, s2.eestatic.com, diariocritico.com,  eluniversal.com, glanacion.com

Blog más reciente

¿Cuál es el dilema de la Generación Z?

Read 63 times Last modified on Sábado, 04 Noviembre 2017 21:24

Media

1 comment

  • Comment Link Alfonso Sábado, 04 Noviembre 2017 14:04 posted by Alfonso

    Excelente articulo ! . Yo creo que hay muchos paises de la comunidad internacional con intereses ocultos… España nunca ha sido muy partidista del federalismo y la descentralizacion, cosa que no ha gustado a otros paises, pues asi les es mas dificil controlar y manipular internamente el pais. Opino que España debe actuar firmemente y mandar un mensaje de fuerza tanto interna como externamente. Solo asi se salvaran de la influencia de la terrible conspiracion marxista que azota al mundo.

Leave a comment