Natalia Gnecco

Natalia Gnecco

@NataliaGnecco

Justo en el Cabo de La Vela, en donde las profundas aguas del mar bañan la arena espesa del desierto guajiro, dos emprendedoras costeñas

@NataliaGnecco A comienzos de enero, Gabriela de 38 años no se cambiaba por nadie había logrado vincularse a la empresa que tanto soñó.

 

@NataliaGnecco  

El calor en la plaza de Chiriguaná era tan pegajoso que el sudor se apoderó rápidamente de la multitud. El agua recorría los cuerpos como si un chorrito de la majestuosa ciénaga de la Zapatosa