Ana Gaby y su Navidad Pop

Dic 13 2018 / Published in Cultura


@NataliaGnecco

Crecer disfrutando la navidad en familia es una experiencia inolvidable. Pero vivir de cerca la elaboración de cada adorno que hacía su abuela Silvia para vender -como muñecos de Papá Noel,

Ojo Alas Balas: Testigo silencioso de la injusticia.

Abr 15 2012 / Published in Colombia

Siempre que un ave se posa sobre la cabeza de alguien, es inevitable recordar  la imagen del genial  Alfred Hitchcock , quien utilizó un  ataque de pájaros sin razón para que el espectador sintiera el  máximo nivel de suspenso en su película The Birds . Por eso   cuando  una   paloma ciega se estrella cerca de Humberto Martínez, un mal presagio se adueña del  cortometraje Ojo Alas Balas, pues  justo ese  día el protagonista  es asesinado y acusado injustamente de ser terrorista.

Gamal y sus recetas olvidadas.

May 10 2011 / Published in Crónicas

De una hermosa  meseta enclavada  en el valle del río Chama,  nace la imponente  ciudad de Mérida, en los Andes venezolanos. Allí,  en medio del horizonte merideño que rodea  la cumbre más elevada de Venezuela,  llamada Pico Bolívar,  un joven profesor venezolano pasaba tardes enteras escuchando  las historias que le contaba su mamá sobre las recetas culinarias de los campesinos.


Animado por las tradición oral del  los Andes,  un buen día  Gamal El Fakih Rodriguez tomó su  mochila para ir en  búsqueda de las abuelas, con el único  propósito  de recopilar las recetas y remedios campesinos de los Andes Venezolanos. Lejos estaba de imaginarse  que su espíritu aventurero lo inspiraría a escribir un libro, “Las Recetas Olvidadas”,  el  cual  obtendría  el tercer  lugar en el Concurso de "Mejor Libro de Cocina del Mundo" durante el prestigioso evento Gourmand Word Cookbooks Awards 2011, realizado  el pasado tres de Marzo del 2011 en el Teatro Folies Bergères de Paris.

Rosario Heins: defensora de nuestra identidad

May 04 2011 / Published in Crónicas

La identidad empieza en la infancia. Rosario Heins creció  junto al mar,  observando el  sensual  meneo de las caderas de las Palenqueras que pasaban por su casa ofreciendo  frutas, con sus rostros mulatos, alegres y desprevenidos.  Los pensamientos, emociones, pasiones,  historias y vivencias  que descubrió en estas vendedoras de la calle  la inspiraron para ir en búsqueda del color, la luz y  el volumen de cada fruta que pinta.  Su  fascinación  por  la figura y gestos humanos  han convertido a  esta  colombiana radicada en Montpellier, en una artista consagrada al perfeccionamiento  del arte del  Caribe.