Daniella Mass la princesa del liripop colombiana

Jun 02 2012 / Published in Crónicas

 

Las palabras se vuelven insignificantes cuando Daniella toma un micrófono en sus manos, la flexibilidad de su caudalosa voz, sumada a su timbre personal,  demuestran que   posee  un talento especial  para endulzar  cada estrofa que canta y fusionar a la perfección sus dos grandes pasiones: la lirica y el pop. Críticos, promotores, personalidades del espectáculo, periodistas y el público en general se encuentran gratamente sorprendidos con la calidad vocal de Daniella Mass  quien a sus veinte años  ya  ha logrado alternar en escenarios con Andrea Boccelli, Il Volo y recientemente en Bogotá, con el tenor español, José Carreras, quien  regresó  a Colombia luego de quince años de ausencia. Carreras hizo historia en el mundo con masivos conciertos en los escenarios más cotizados,  junto con Luciano Pavarotti y Plácido Domingo.

Marc Hervieux: La vida me ha mimado mucho.

Mar 08 2010 / Published in Quebec

MarcUNoAEl es un verdadero camaleón: Rodolfo en la Bohemia; Edgardo en Lucia di Lammermoor, Pinkerton en Madame Butterfly; Mario en la Tosca; Canio en Pagliacci; Romeo en Romeo y Julieta o el viejo Émile en Nelligan… La calidad vocal y su inteligibilidad fonética nos transportan a un mundo desconocido, lleno de inagotables sentimientos que brotan de cada uno de esos personajes que interpreta el tenor Marc Hervieux, no en vano es uno de los cantantes de ópera canadienses más solicitados en el ámbito nacional e internacional.

 

Marc Hervieux debe su formación a los profesores de canto tan prestigiosos como Sylvia Saurette, Diana Soviero, Ermano Mauro, César Ulloa y Gerald Martin Moore, es licenciado del Conservatorio de música de Montreal, del Taller lírico de la Ópera de Montreal así como del Advance Role Preparation Studio de la Gran Ópera de Florida en Miami. Su más reciente personaje, el viejo Émile Nelligan, es otra razón para admirar la versatilidad de este artista que no cesa de recibir elogios de la crítica internacional y los incansables aplausos de su querido público canadiense.