Miércoles, 24 Mayo 2017 20:59

¿Darías una segunda oportunidad?

@NataliaGnecco
Las notas del piano surtieron un efecto tranquilizador en el auditorio del teatro Colsubsido, que aguardaba expectante la obra Segundas Oportunidades. El telón abierto de par en par sólo mostraba en la penumbra unas sillas vacías que en contados minutos recobrarían vida a través de un conjunto de personificaciones que nos recordarían esa estrofa del poema de Charles Chaplin: “La vida es una obra de teatro que no permite ensayos…Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.”

Miércoles, 24 Mayo 2017 20:49

Madres e hijas: ¿amigas o enemigas?


@NataliaGnecco
“Yo quería que mi hija se desapareciera a los 14 años y regresara en otra época”. Sin el menor rastro de arrepentimiento, María Eugenia, de 49 años, esteticista de profesión, separada, resume ese período tan difícil que atravesó cuando su hija se escapaba de la casa, era grosera con ella y sus noches estaban cargadas de un stress total, de solo pensar que le pudiera ocurrir algo malo, que cayera en las drogas o saliera embarazada, con tristeza dice: “parecía que yo fuera su peor enemiga, su rebeldía no tenía límites, mientras yo me mataba trabajando, a ella todo le valía cinco”.

Miércoles, 10 Mayo 2017 16:40

100 años de la aparición

@NataliaGnecco

La espesa neblina que cubría el cielo estaba acompañada de gotas de lluvias que se intensificaban a medida iban transcurriendo los minutos, pero nada impidió que los peregrinos llegaran de rodillas a pagar sus promesas a la Virgen de Fátima. Como si se tratara de un espejismo, la Capilla a de las Apariciones y la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima abrían de par en par sus puertas para recibir a cientos de fieles que, como yo, visitaban el Santuario, con la esperanza de compartir sus alegrías, preocupaciones y tristezas en un lugar que encierra el misterio de los mensajes recibidos por los pastorcitos Lucia Dos Santos, Jacinta y Francisco Marto.

@NataliaGnecco

Hablar de infidelidad femenina dejó de ser un tabú hace marras, así lo demuestran comedias como “In-fieles, porque ser fiel está de moda”, que presenta el teatro Santafé,con un reparto encabezado por Gabriela (Yolanda Rayo), Patro (Liliana Gonzales), Juana (Linda Lucia Callejas) y Rafaela (Luly Bosa). En medio de situaciones jocosas, canciones y bailes los cuatro personajes disciernen sobre si las mujeres son capaces de ser infieles y si están dispuestas a perdonar una infidelidad.

Lunes, 24 Abril 2017 13:49

¿Escribimos y hablamos mal?

@NataliaGnecco


Si Miguel de Cervantes Saavedra estuviera vivo seguramente sufriría de taquicardia cada vez que entrara a su muro del Facebook y se topara con todas las faltas ortográficas que desfilan por nuestra retina en esa eterna confusión que se apodera de los cibernautas al usar: a ver y haber; allá y haya; ¡Ay!, ahí y hay; hecho y echo; a y ha; has y haz; iva e iba; tuvo y tubo; cayó y calló; etc, etc. Es obvio que en la época del Hidalgo Don Quijote de la Mancha lo que había era tiempo para leer y adornar el lenguaje en cada una de las respuestas, algo que en la era digital pasó al olvido, pues hay que contestar a la velocidad de la luz, sin importar que se atropellen todas las normas gramaticales.

@NataliaGnecco
Sentado en la penumbra, con el cuerpo erguido y la mirada penetrante, las manos del Director Nacional del Ballet de España empuñan dramáticamente una capa, que nos lleva a las profundidades del arte de la tauromaquia, que tanto ha aportado al mundo de la danza española y al flamenco. Dominando el suave movimiento de sus brazos, se levanta para proyectar toda esa fuerza que transmite el flamenco y que nos hace respirar en cada imagen de su excelente documental Antonio Najarro, “la danse espagnole en partage”, del realizador francés Jean- Marie David.

Miércoles, 29 Marzo 2017 22:17

¿De todero a multitask?

A medida pasa el tiempo, la experiencia nos va enseñando que ser todero no es la octava maravilla, porque nada más cierto que quien pretende realizar muchas cosas al tiempo, no es capaz de hacer bien ninguna. Imagino que muchos se han estrellado como yo, al trabajar en otros países como Canadá, en donde pagan por hacer una sola cosa al tiempo y punto, porque uno llega a pensar que la gente es muy cuadriculada, sin aspiraciones, e incluso lenta, pero lo que sucede es que en Norteamérica el viejo proverbio “el que mucho abarca, poco aprieta”, sí se aplica, mientras que en nuestro país seguimos pensando que entre más cosas haga la gente, más berraca es y esta mentalidad nos está perjudicando más de lo que creemos.

@NataliaGnecco
“Ya comienza el festival, vinieron a invitarme
ya se van los provincianos que estudian conmigo…”

Ni la lluvia, ni el frio, ni los trancones de Bogotá impidieron que las estrofas de Ausencia sentimental, interpretadas por el tenor Iván Villazón y el Rey de Reyes, Hugo Carlos Granados contagiara de ganas de parrandear a los asistentes al lanzamiento de la versión número cincuenta del Festival de la Leyenda Vallenata, que este año rinde homenaje a sus creadores: Consuelo Araujo Noguera, Alfonso López Michelsen y Rafael Escalona.

@NataliaGnecco

Para celebrar el Día Internacional de la Mujer, la ONU escogió el tema “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”, el cual se refiere a cómo la globalización , la revolución digital y la tecnológica están creando nuevas oportunidades, que sumadas al aumento en la informalidad en el trabajo, la inestabilidad en las fuentes de ingreso, las nuevas políticas fiscales , comerciales y el impacto ambiental inciden en el empoderamiento económico de las mujeres.

Parece increíble, pero mientras la asociación mundial WIN, catalogó a Colombia como el segundo país más feliz del mundo, con un índice neto de 87%, dos puntos más que la medición de 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que un 4.7% de colombianos sufre de depresión, lo cual supera el promedio mundial que es de 4.4%. En un país como el nuestro, si recalculamos ¿esto querrá decir que pasamos de la risa al llanto con tanta frecuencia que ya tachamos en la bipolaridad?