Madres e hijas: ¿amigas o enemigas?

May 24 2017 / Published in Cultura


@NataliaGnecco
“Yo quería que mi hija se desapareciera a los 14 años y regresara en otra época”. Sin el menor rastro de arrepentimiento, María Eugenia, de 49 años, esteticista de profesión, separada, resume ese período tan difícil que atravesó cuando su hija se escapaba de la casa, era grosera con ella y sus noches estaban cargadas de un stress total, de solo pensar que le pudiera ocurrir algo malo, que cayera en las drogas o saliera embarazada, con tristeza dice: “parecía que yo fuera su peor enemiga, su rebeldía no tenía límites, mientras yo me mataba trabajando, a ella todo le valía cinco”.