Martes, 10 Enero 2017 06:00

El dinero, ¿favorece la infidelidad?

Written by


@NataliaGnecco

Estábamos muy bien. No sé qué pasó. Me pillé a mi esposa en la cama con otro tipo, algo que nunca imaginé, luego de 18 años de matrimonio y tres hijas, solo me quedan mis últimas lágrimas… Fui un buen esposo, me entregué en cuerpo y alma a mi relación, para que ella me saliera con este chorro de babas”. Con este triste relato Francisco resume los tres meses que lleva de duelo por el engaño de su ex mujer, con un hombre más joven y al parecer, con más ceros en su cuenta bancaria.


El caso de Francisco es tan recurrente hoy en día, que no sobra hacer la pregunta del millón, ¿qué papel juega el dinero al momento de tomar la decisión de vivir una aventura por fuera de la pareja? Un cuestionamiento que hacen también las redes sociales dedicadas hacerle “el dos” a los infieles y según la experta en relaciones de pareja, India Kang, el dinero es un poderoso condicionante que puede llevar a que tu pareja busque un “segundo amor”.

Claramente, nunca hay una sola razón por la que se comete una infidelidad, quizás a veces, ni siquiera tiene que haber una. En una encuesta entre los usuarios de Second Love, la red social para personas comprometidas que buscan una aventura, un gran porcentaje de hombres afirmó que había sido infiel “porque se le había presentado una oportunidad y no habían sabido decir que no”, sin encontrar motivos previos a su decisión. Asimismo, la mayoría identificó la monotonía en la relación como el principal disparador, esto sin mencionar todo lo que afecta el factor económico a la convivencia de la pareja.

Ahora bien, que una persona tenga más ceros en su cuenta que su pareja, no implica que vaya a serle infiel, siempre y cuando éste le muestre suficiente respeto, gratitud y aprecio”, así lo explica la experta India Kang, autora del libro “Manual para las mujeres solteras” y entrenadora certificada de citas y relaciones desde 2012. Por su parte, el psicólogo argentino Nicolás Pedregal defiende su tesis: “aquellos individuos que ganan más dinero que su pareja pueden sentir que no reciben suficiente respeto y tienen muchas más probabilidades de cometer una infidelidad”.

Pedregal afirma que el dinero está relacionado con el poder, pues es el instrumento a través del cual se premia o se castiga, además aclara que es alto el riesgo de caer en una separación entre hombres y mujeres por este tema: “Al ser tan fuerte la modulación cultural, tampoco es dable suponer que hay un formato ‘masculino’ o ‘femenino’ para tratar la infidelidad, o el manejo del dinero”. Otros estudios como el realizado por Christin Munsch, sociólogo de la Universidad De Cornell, sostiene que, para un gran porcentaje de hombres encuestados, el ganar más dinero que sus parejas y ser los sostenes del hogar tiene un fuerte simbolismo en su masculinidad. Cuando esto no sucede, buscan “refrendar” esa masculinidad en aventuras sexuales por fuera de la pareja. Este mandato, vinculado a la sociedad occidental tradicional, no aparece en las mujeres, quienes no se ven amenazadas porque sus parejas ganen más dinero.

Por su parte, Matías Lamouret, su vocero para Latinoamérica, de Second Love comenta que “el tema del dinero siempre está presente en las relaciones porque incide de lleno en la libertad de los individuos. Cuando uno de los dos es el que lleva las riendas económicas de la relación genera una dependencia que puede influir negativamente en la pareja. Pero, dicho esto, es bueno entender que en Latinoamérica esto no suele pesar tanto a la hora de cometer la infidelidad, pues prevalecen más factores como el aburrimiento o el estancamiento de la pareja”.

Esto concepto se basa en una encuesta sobre los principales factores por los cuales han sido infieles 300 mil usuarios argentinos entre 35 y 55 años de edad, que pertenecen a clases sociales media y media alta, con estudios universitarios completos y carreras profesionales. Las cifras hablan por sí solas: el 67% por la monotonía de su relación; el 43% por el deseo de recuperar la ilusión del enamoramiento; el 30% por falta de satisfacción sexual y el 17% por evitar un divorcio o separación.

Como la encuesta no incluye a las famosas ricas y famosas que al parecer manejan los mismos ingresos salariales, siempre nos asalta la duda de ¿por qué se ponen tanto los cuernos? Si las revistas del corazón nos venden su historia de cuentos de hadas, a lo que Lamouret responde: “estas nuevas estructuras han modificado las relaciones de poder en la pareja. La independencia económica permite mayor libertad y una manera distinta de enfrentar las crisis que se suceden. El miedo al abandono y “no tener con qué mantenerse” desaparece y se permite una nueva dinámica en la pareja. Si bien el dinero no surge como uno de los principales responsables a la hora de las crisis en estas parejas, sí juega un papel importante en la dinámica de las mismas”.

Para concluir, el dinero ya sea poco o mucho, influye, prueba de ello es que el desempleo afecta la autoestima y es ahí cuando pueden comenzar los problemas de pareja que deriven en la infidelidad. Dice el vocero de Second Love: “suele suceder que, en épocas de crisis, cuando se hace difícil afrontar los gastos, esa situación externa termina incidiendo en el equilibrio emocional de la pareja”.

Read 37 times Last modified on Jueves, 27 Julio 2017 03:13
More in this category: « Familia: ¿el espejo del alma?

Leave a comment