Miércoles, 15 Febrero 2017 21:17

Solas y solos: una tendencia en aumento

Written by

@NataliaGnecco

“Mientras lees esto, estoy regresando de la China, solo. Allá corrí un maratón, solo. Me alojé en una habitación de hotel, solo. Solo vagué por las calles de Beijing. Me senté a comer en los restaurantes locales, también solo. Todo esto es normal para mí.” Con este testimonio Tyler un americano de 36 años confiesa que estar solo no es tan grave como parece, así la gente crea que si no tienes pareja algo malo sucede contigo.


Es obvio que para personas como Tyler celebrar San Valentín, un día concebido para divertirse en pareja, ya no es impedimento para divertirse y gozarse la vida, pues los tiempos han cambiado tanto que celebrar fechas especiales, viajar, comer o incluso trabajar sin tener que responder por los resultados de todo un equipo, es posible sin necesidad de ser traumático. ¿Pero qué tanto ha entrado nuestra sociedad en la onda del individualismo y aislamiento?


Como siempre es bueno hacer sondeos aleatorios, que nos indican algunas tendencias o comportamientos, así que nada mejor que abordar primero a los jóvenes. Roberto universitario de 20 años me abre los ojos aterrado y me dice francamente: “Mira, yo nunca he estado solo, lo único que hago es dormir abrazado a mi almohada escasamente de lunes a jueves, porque ya me pica la cama, entonces me quedo el resto de la semana con mi novia”.

Edgar, estudiante de derecho, de 19 no puede estar más de acuerdo con Roberto y aunque está solo, siempre busca un “combo” para ir a los bares, a comer, a conciertos, etc. Al preguntarle si sería capaz de ir a cine solo, suelta una carcajada y responde: “ jamás, eso es depre. Es más, quiero verme la peli Cincuenta sombras más oscuras, pero voy cuando consiga con quien ir”.


Tal parece que, sin importar la edad, muchos solos y solas buscan cómo reunirse en diferentes grupos, prueba de esto es la última oferta que ofrece Jacqueline Vives en su empresa Viajes y Turismo Mundiales, quien promociona su tour así: si no tienes con quién viajar, llegó tu programa. El programa de solos y solas para descubrir a Cuba. Pero ¿por qué llegarle a este mercado? Vives explica: “nace de ese problema que tienen las personas solas, para quienes viajar sin acompañante es muy aburrido, este programa está diseñado para que todo sea divertido y agradable, para disfrutar, conocer gente, y pasarla de maravilla.”

 

Y si Jacqueline sabe cómo conquistar a este target, cuya diversión es sinónimo de “combo o “grupo”, en Colombia han tenido mucho éxito los “Meetups” un portal de redes sociales que facilita las reuniones de grupo apartados del mundo virtual. Meetup permite a sus miembros encontrar y unirse a grupos unificados por un interés común, como política, libros, juegos, películas, salud, mascotas, deportes, culinaria, etc.

Prueba de ello es IdiomArte, un grupo formado para intercambio de idiomas en Bogotá, con entusiasmo su director, Ivan Oravec anuncia: “el próximo 23 de febrero, vamos a celebrar el mes de San Valentín con nuestro divertido Intercambio de Idiomas y WineExpo (Exposición de vinos). Degustaremos vinos tintos de Italia, Francia, Chile y Argentina, también habrá buena música, para practicar otros idiomas y conocer nuevos amigos, en el exquisito restaurante francés Maison Privat Colombia”.


Del otro lado del corazón

Por estadísticas, Colombia está muy lejos de ser el país donde la gente vive más aislada, porque según un estudio oficial, Gran Bretaña es la capital de soledad de Europa, pues sus habitantes son menos llamados a conocer a sus vecinos o mantener lazos fuertes de amistad, comparados con el resto de personas en la UE. Sin embargo, con mayor frecuencia encontramos que para muchos colombianos ya no es un tabú ir solo a cine o de viaje o a sentarse en un buen restaurante o en un bar.


Lo más curioso es que así las redes anuncien con bombos y platillos los tops 10 de los mejores APPs, para conseguir amigos y pareja en el 2017: Ok cupid, Tinder, Grindr, Coffe meets Bagel, Plenty of Fish, Badoo, Zoosk, How About We, Mamba y Skout hay personas que no pelean con su propia sombra, disfrutan sus momentos de soledad de manera equilibrada, aprovechan para ser más creativos y superaron el escarnio público de no tener una pareja. Otros lo consideran simplemente como una opción de vida.


Muy apartada del boom de las redes sociales, Martha, psicóloga de 42 recomienda que el primer paso para celebrar San Valentín si estás sola o solo, antes de darle regalos a tus amigos, familiares, compañeros de trabajo o algún ex novio- ex novia es regalarte algo a ti mismo, consentirte con un ramo de rosas, preparar un plato exquisito y darte mucho amor, porque la primera conquista es con tu ser interior, luego lo demás fluirá a tu alrededor.

Por su parte Claudia, publicista de 48 años defiende a capa y espada ser una más de los Solo Traveler que abundan en el mundo. Ella afirma: viajar con un amigo o alguien cercano puede ser una buena o mala experiencia, todo depende de cómo te vaya en el paseo, porque solo conoces a alguien hasta que viajas con esa persona. Yo me divierto mucho viajando sola. Es una experiencia diferente, pero no por eso menos agradable. Además, aprendo a ser yo misma, repaso mis fortalezas, reconozco mis debilidades e inseguridades y cuando regreso a mi casa me siento renovada, mejor ser humano, hasta más fuerte.”


Haciendo eco a lo que dice Claudia, Marcela periodista de 50, quien ha hecho varios circuitos en Europa, Perú y Argentina, no escatima en palabras: “viajar sola es genial, luego de prepararme meses para el destino lo disfruto al máximo, nadie me dice qué hacer, ni a dónde ir primero, ni cuánto tiempo puedo demorarme. En el Louvre vi la Mona Lisa el tiempo que se me dio la gana, sin que nadie tuviera afán. En Madrid le dediqué un día entero al museo del Prado y si me canso, me exijo: “a ver Marcela, ya tendrás tiempo de descansar en Colombia”. En Italia caminaba hasta la madrugada, vi atardeceres por horas en Florencia, Venecia y Roma. Mi hobby es sentarme en la calle a ver la gente pasar, en un lugar mágico, acompañada de un buen capuchino”.

Sin cortarle la inspiración a Marcela, Francisco administrador de 35 años confiesa que hace tiempo perdió la pena de irse al gym o al cine solo y complementa con una reflexión: “estar solo es una condición muy física, es decir, no estamos rodeados de gente, cosa distinta es la soledad que es un sentimiento que he experimentado incluso estando con mi pareja. La verdad puedes estar solo y feliz; o puedes estar solo y sumido en la soledad o el aislamiento, lo más importante es saber qué hacer cuando estás solo”.


Por último, Elvira pediatra de 65 lamenta no haber aprendido a compartir tiempo con ella misma, luego de un largo matrimonio, cuatro hijos y una vida feliz, su mundo se despedazó por la infidelidad de su esposo y tuvo que comenzar de ceros, con tan mala suerte que sus hijos y nietos vivían a miles de kilómetros de distancia. Con nostalgia dice: “tuve que aprender a viajar sola, mudarme sola, cenar sola, celebrar San Valentín sola …Fue muy tedioso al principio, pero ahora lo disfruto mucho y siento que nunca sacaba tiempo valioso para mí, porque vivía en función de los demás”.

Read 221 times Last modified on Jueves, 16 Febrero 2017 00:23

Leave a comment