Viernes, 30 Agosto 2013 00:00

Siria: ¿una lección aprendida?

Written by

@NataliaGnecco

Luego que el  Primer Ministro del Reino Unido, David Cameron reconociera que el Parlamento Británico no quiere ver la acción militar británica en Siria y de observar cómo  se  hundía la moción que solicitaba una  fuerte respuesta humanitaria con la inclusión de un ataque militar,  la atención mundial se volcó sobre esta  derrota de 272 votos contra 285, las posiciones se endurecieron en contra y favor de un ataque militar a Siria  por el  supuesto uso  de armas químicas por parte del gobierno totalitario de  Bashar al-Assad.

 

 

Periodistas, analistas políticos, asesores militares, escritores se han congregado  para  discutir los posibles escenarios que Siria enfrenta ahora que varios países occidentales están presionando para una "respuesta" militar, sin saber a ciencia cierta cuál será el efecto en la región  y lo que  podría ser la respuesta de Rusia a tal acción.

Mientras Irán se ha unido a  Teherán, Moscú y Beijing asegurando que el gobierno sirio que no ha utilizado armas químicas en la lucha contra los grupos Takfiris en el país árabe, en Washington la tensión aumenta  ante el plan inminente de   atacar a  Siria, incluso sin la aprobación de las Naciones Unidas y del mismo pueblo americano, pues para  nadie es un secreto  que una de las razones para el aumento actual de la crisis económica en  los EE.UU. son los enormes gastos que han asumido el bolsillo de los gringos   por las guerras que se libran en otros países.

Marcus Papadopoulos, autor de La Teoría de la Conspiración Liberal,  es uno de los críticos más acérrimos de  la intervención de Occidente en los asuntos de otro Estado extranjero, él afirma: "Estados Unidos y sus aliados no son los policías del mundo, no tienen ningún derecho moral o legal para atacar a un país soberano e independiente.  Lo vimos en Bosnia, Kosovo,  Irak, Libia y lo  estamos viendo de nuevo en Siria. Es mentira tras mentira para lograr objetivos geoestratégicos”.

Así estemos de acuerdo o no con  Papadopoulos,   la realidad es que estamos ante una crisis que puede desatar un desastre mundial, con la diferencia que esta vez, la comunidad internacional no “traga entero” quieren ver las pruebas para no repetir la  fatídica  experiencia de Bush y las armas químicas utilizadas por Sadam Hussein contra los kurdos.

Ahora bien,  otra de las controversias surgen en torno a quién utiliza las armas químicas, si  los rebeldes o el régimen de Al Assad, para el gobierno estadunidense es claro que la oposición no posee estas armas sino el gobierno sirio, pero  lo más prudente sería esperar el dictamen  de la ONU que en estos momentos se encuentra haciendo análisis de laboratorio, análisis que toman tiempo, no son tan veloces como los de la serie CSI, pero podrían enfriar un poco el clima de tensión que se vive y dar paso a un análisis pausado de  cuáles son las consecuencias de tomar una acción y cuáles serían los resultados de no tomarla.

Por otra parte, el autor y escritor del medio “Activist Post”,    Brandon Turbeville va más allá de la encrucijada en la que se encuentra el presidente americano, pues propone que Obama sea despojado de del  premio Nobel de la Paz que le otorgaron en el 2009 si comienza la guerra de Siria. Posición que es muy respetable, pues sería la antítesis total y creo que  el industrial sueco Alfred Nobel se revolcaría en al tumba.

De hecho Tuberville habla sobre un   informe publicado por la revista británica Mirror que hablaba de la presencia de las fuerzas

especiales británicas en Siria con el fin de buscar misiles y armamento antiaéreo, así como depósitos de municiones e instalaciones militares para su posible selección y la evasión, incluso antes que el Parlamento rechazara la moción propuesta por Cameron para intervenir en este país. En otras palabras, los  agentes de las fuerzas especiales que trabajan actualmente en Siria incluyen el SAS, Special Boat Service, Regimiento de Reconocimiento Especial, y el MI6, siguen presentes,  la tensión va en aumento, con ayuda de una fuerte presión mediática.

Los medios de comunicación no dejan de informar sobre los  planes estadounidenses de posibles ataques  de misiles de crucero, y voceros de la casa Blanca hablan de evitar que estas armas químicas vayan a parar en manos de grupos terroristas como Al Qaeda o Hezbollah. Pero,  ¿por qué siempre le tocan estas misiones de prevención a Estados Unidos? Porque no Jordania, los Emiratos Árabes? Estas preguntas hace sabiamente el periodista Wolf Britzer de CNN y la respuesta que le dan los voceros de Washington es que Estados Unidos si sabe ejercer su liderazgo en el mundo.

La verdad es que las opiniones están muy divididas y existen más  con argumentos sólidos en contra de un ataque a Siria que a favor, prueba de ello es la postura del reconocido periodista  Stephen Lendman que argumenta que todas  las guerras se basan en mentiras; que John Kerry injustamente acusó a Siria de usar armas químicas; que se  trata de "una obscenidad moral"  y que Kerry  no tiene ninguna y puntualiza: “Todo es inventado. No esperen a que  explique nada”.

Sin embargo, Frida Ghitis e una columnista de asuntos mundiales de The Miami Herald y  World Politics revisión, considera que es más nocivo no intervenir y argumenta cinco razones:  que los  dictadores están viendo que pueden usar estas armas y o pasa nada;  que si no se interviene las  armas químicas se utilizarán en los futuros campos de batalla; la guerra se está extendiendo, las opciones están empeorando; que  la  falta de acción le entregará una victoria de al-Assad, Irán y Hezbollah y  además habrá una nueva generación de odio  que perpetuará esta tragedia.

En mi humilde opinión,  es preferible una intervención humanitaria a gran escala, derrocar el régimen sirio con la ayuda de la Corte Penal Internacional que  enviar tropas estadounidenses a Siria, derrocar el régimen porque seguramente van a  borrar al régimen de al-Assad del mapa,  de eso no hay duda, pero no se puede asegurar que  los grupos extremistas dejarán de actuar y seguiremos en el mismo  círculo vicioso, países que a pesar de ser “liberados” por Estados Unidos siguen sumados en la destrucción y la violencia. ¿Acaso no  es una lección aprendida la intervención militar en Afganistán y Libia?

Read 3835 times Last modified on Viernes, 18 Abril 2014 23:21

Leave a comment