Viernes, 17 Mayo 2019 20:00

Kelly Howell y Aura Ayala: la formalización abre puertas

Written by

@NataliaGnecco

Justo en el Cabo de La Vela, en donde las profundas aguas del mar bañan la arena espesa del desierto guajiro, dos emprendedoras costeñas

decidieron unir sus esfuerzos para crear la primera Feria de Desarrollo Empresarial (FEDE), que busca aportar al crecimiento de emprendimientos y marcas emergentes, apoyada en instituciones como mecanismo de cooperación para el progreso de la economía. Ellas son Kelly Howell y Aura Ayala fieles creyentes de la economía naranja.

“FEDE se creó como un espacio para apoyar la industria nacional, el talento colombiano y defender la importancia de la propiedad intelectual”, así lo asegura Kelly, quien es comunicadora social y periodista, especializada en Gerencia de Proyectos, con una maestría en Administración de Empresas (MBA). Por su parte, Aura, quien además de ser diseñadora de joyas de la Escuela Colombiana de Joyería de Bogotá, posee su propia empresa y es comunicadora de la Uni Norte de Barranquilla, complementa diciendo que esta feria tiene valores agregados, que serán de mucho provecho para los emprendedores del país.

Del 9 al 11 de agosto, el centro comercial Viva Barranquilla será el epicentro de esta Feria que incluirá la presencia de marcas inspiradoras que nacieron como emprendimientos y que al día de hoy soy sólidas organizaciones del país. FEDE, que está enfocada en las industrias creativas, posee siete categorías de participación y vinculará agenda académica con charlas informativas de importantes aliados, conferencistas invitados, actividades de esparcimiento, opción de venta directa a través de uno de sus aliados posterior a la participación y capacitaciones abiertas tanto para expositores como asistentes, mostrando a su vez el significativo compromiso que tiene con la industria nacional y el apoyo desde el emprendimiento social como categoría independiente.
Aprovechando un espacio en su apretada agenda estas dos jóvenes emprendedoras nos cuentan más sobre su proyecto.

¿Kelly, cómo te encontraste con Aura?
Nos encontramos en la Universidad del Norte, pues ambas estudiamos ahí Comunicación Social y Periodismo y aunque no nos graduamos juntas, nuestra amistad se fortaleció cuando coincidimos en Bogotá, para adelantar algunos proyectos. Más que socias, somos colegas y hemos sido amigas desde hace 8 años, en ese entonces no teníamos la sociedad, pero hemos venido trabajado juntas en diversos proyectos que se han desarrollado de manera exitosa, por eso decidimos aliarnos en esta nueva iniciativa.

Antes de empezar con el tema de FEDE, trabajaron en proyectos de desarrollo sostenible con la Fundación Emcultur. ¿Cómo fue esa experiencia?
Uno de los mayores problemas en esta zona es la explotación de nuestras artesanas, a quienes omiten sus derechos durante las muestras comerciales de productos que realmente nacen de su propiedad intelectual, lo que lleva a muchos a lucrarse eludiendo la responsabilidad del impacto económico y cultural que esto genera; lo que desde nuestra esencia nos lleva a cuestionar cuál es la posición de la sociedad frente a la protección de la herencia cultural y lo que de ella se deriva.


Kelly ¿fuiste la primera en involucrarte con las comunidades indígenas de La Guajira?
Mi familia materna es Guajira, por eso he sentido un inmenso compromiso hacia la tierra de mis abuelos, que fallecieron sin haber experimentado una mínima reducción de la pobreza en un departamento que, paradójicamente, reporta el mayor crecimiento en turismo de Colombia y aporta un gran porcentaje de la producción carbonífera nacional.

Las visitas desde niña, al departamento de los desiertos, sal y artesanías, no han parado y mi deseo por hacer parte del cambio, tampoco; de esta manera me vinculé a la Fundación Emcultur liderada por Flor de La Vega, Señora Sea World International, con quien he venido desarrollando varios proyectos enfocados en seguridad alimentaria y desarrollo sostenible.

¿Y tú Aura cómo te enamoraste de esta iniciativa?
A través de Kelly, ella me motivó a vincularme con el trabajo artesanal y decidimos crear “La Guajira en Nueva York” , con la finalidad de aprovechar un escenario de tal magnitud para convencer al mercado internacional del talento creativo de esta región, mientras conservamos el patrimonio cultural, esperando por supuesto lograr alianzas que favorezcan el desarrollo económico sostenible de las comunidades, pues tienen una oportunidad real de crecimiento , a pesar de ser constantes víctimas de la violación a la propiedad intelectual. Pero lo más importante que es el capital intangible y éste prevalece por encima de cualquier plagio.

Aura, ¿cómo lograron participar en Accesorie Circuit?
Aura se inscribió en la convocatoria por medio la página web de la organización, debió pasar varios filtros de selección y soportar con documentos su trayectoria como diseñadora. Ellos evaluaron la propuesta y tiempo después recibió un correo en donde aceptaban la participación de su marca, esto se pudo lograr gracias a que el Departamento de La Guajira abrió sus puertas y facilitó los recursos a través de la gestión de la Fundación Emcultur y Flor de La Vega. La Guajira en Nueva York no es solamente un nombre, es todo un equipo.

¿Y en qué consiste esta feria?
Accessorie Circuit, es una feria comercial exclusiva para el mercado de accesorios, con colecciones de alta gama y contemporáneas, que atienden a minoristas, boutiques y tiendas especializadas de todo el mundo, por eso decidimos articular mi conocimiento en joyería, con los diseños indígenas de las comunidades, respetando por supuesto el origen de las artesanías, marcando cada producto con el nombre de la comunidad que lo fabrica sin dejar a un lado el sello de mis creaciones.

¿Qué piensan llevar como muestra a Nueva York en junio?
Vamos a llevar mochilas tejidas, marcadas con una placa que contiene el nombre de las diferentes comunidades Wayuü con las que hemos venido trabajando. Algunas de estas creaciones tienen incorporación de bordados y cristalería de Aura Ayala. Incluiremos folletos de bolsillo que describen la historia de la artesanía Wayuu. Además, llevaremos la colección “Element” inspirada en los cuatro elementos de la naturaleza (aire, tierra, agua y fuego) que son capaces de crear una conexión vibrante en nuestro ser, nuestra conciencia y en la capacidad de sentirnos en un entorno como lo es la Guajira lleno de infinidades de azules, de espectaculares desiertos, de diversas especies de aves coloridas y ese aire lleno de sabor, alegría que son esenciales en nuestra vida.

La formalización abre puertas
Aura, Kelly, ¿qué entienden por emprendimiento?
Emprendimiento es una iniciativa que surge para sacar adelante un negocio, generalmente con componentes diferenciadores, a su vez va muy ligado a la creación de empresa y a la innovación. Como dicen por ahí, “la ganancia viene del cambio” y el emprendimiento ese primer paso.

¿Cómo consolidaron la idea de FEDE?
Con nuestra experiencia en La Guajira empezamos a entender la necesidad de apoyar y ayudar a consolidar las marcas, emprendedores y futuros empresarios desde la creación de empresa y en escenarios de comercio formal, donde a su vez tengan la oportunidad de conocer las opciones que tienen las instituciones de nuestro país para el fortalecimiento de los procesos empresariales, incluyendo los derechos de propiedad intelectual, capacitarse, darse a conocer y también divertirse.

¿A quiénes piensan convocar en este gran evento?
En FEDE buscamos emprendimientos reales, que tengan cierto componente de propiedad intelectual que lo diferencie del resto, todos orientados a industrias creativas. No necesitamos marcas con extenso recorrido en el mercado, pero queremos emprendedores que crean en su negocio y estén dispuestos a aprender, vender y crear alianzas. Las categorías de participación son: moda, gastronomía, tecnología, diseño y decoración servicios y eventos, salud, belleza y deportes, emprendimiento Social. No aceptamos negocios multinivel, revendedores, o venta de réplicas de marcas comerciales ya posicionadas.

Para ustedes ¿qué es lo más difícil en el proceso de posicionar un negocio, una marca en Colombia?
Culpan a los impuestos y al poco acceso a financiamiento, pero más que las dificultades externas que puedan presentarse, los obstáculos para lograrlo están más ligados a los desaciertos en la planeación y a las barreras mentales de cada emprendedor. Crear empresa implica una transformación de mentalidad y si bien es necesario educar en emprendimiento (uno de los componentes que vinculamos a FEDE), no podemos victimizarnos.

¿A qué se refieren con victimizarse?
Los colombianos no podemos pasar a culpar al país cuando, por ejemplo, iniciamos negocio con el grave error de la informalidad, esto no es un tema de país, es que simplemente no formalizar un negocio y pretender exportar o negociar con empresas que experimentan un crecimiento continuo, es totalmente inviable. La formalización abre puertas y en Colombia si existen actores que trabajan por el desarrollo empresarial aportándole a la cadena de valor del emprendimiento hasta acelerar las ideas de negocio, brindando asesoría y acompañamiento, algunos de ellos sumados a la iniciativa, “Tú eres FEDE”.

Por último ¿algún otro obstáculo que deban vencer los emprendedores?
Si hablamos de Colombia, posiblemente uno de los aspectos que más dificulta el crecimiento de los negocios, enfocándolo en este caso a la moda, que es parte de las industrias creativas, es tratar de competir con la mano de obra barata proveniente de países asiáticos, quienes puntualmente se centraron en expandir el sector manufacturero; entonces es completamente inviable poner en la misma balanza un producto extranjero fabricado en masas y comercializado a valores irrisorios, al lado de producto nacional que ofrece calidad, genera miles de empleos al año y más aún cuando estos países no compran un porcentaje significativo de las exportaciones de Colombia.

Fotos. archivos Kelly Howell- Jair Monsalve.

Read 228 times Last modified on Viernes, 17 Mayo 2019 20:50

Leave a comment