Home Política La rotacion del poder es sana.
Política - May 27, 2009

La rotacion del poder es sana.

Uno, dos y tres ¿Uribe otra vez? (parte II)

LA ROTACIÓN DEL PODER ES SANA.

Alberto Restrepo, es Médico colombiano especializado en cirugía ortopédica, reside en Montreal y actualmente trabaja en BioSyntech., una empresa canadiense especializada en medicina regenerativa. El estima que es negativo un tercer mandato y lo dice a pesar de considerarse “Uribista”, pues le parece increíble que después de ocho años, las luchas intestinas propias de la “pequeña política” al interior de los movimientos que le son afines, sean más importantes que un acuerdo sobre las cuestiones fundamentales, que son las que los unen a todos ellos, y que se podrían resumir en un proyecto común de modelo de país, es decir, de verdadera “Política”, con mayúsculas, con una visión de mediano y largo plazo y no de inmediatez electorera, propia de personas que no tienen talla de estadistas.

Alberto no cree que el Presidente quiera una segunda reelección, pero al mismo tiempo no ve suficientemente claro cuál será el porvenir del país una vez Uribe deje el poder. “Esa es la verdadera encrucijada en la cual se encuentra Uribe: cómo poder asegurar que las exitosas políticas que se han aplicado hasta el momento, evidenciadas por la aún *apabullante popularidad entre sus conciudadanos puedan tener una continuidad suficiente que permita que sus efectos benéficos no se queden cortos, sin llegar a dar los frutos que permitan su inserción permanente en la estructura del estado, entendido este como el conjunto de personas e instituciones que agrupan a la gran mayoría de la sociedad civil. (*Sin manipulación alguna de las encuestas como podría suceder en otras latitudes donde se presentan estas “masivas demostraciones de apoyo popular”).

Para Restrepo la rotación es sana, porque inevitablemente el poder termina por corromper según nos lo enseña la historia. Lo que pasa es que si de una opción a otra hay una diferencia tan grande, entonces los países se desestabilizan y se cae o en un caos irrefrenable o en un inmovilismo que lleva al deterioro de las condiciones internas y termina por frenar el desarrollo o conlleva a un retroceso. “No olvidemos casos patéticos como el de Argentina, con una posición envidiable en el concierto mundial al despuntar el siglo XX y con una situación totalmente diferente al finalizar el mismo, o la de Irlanda, siendo este el reverso de lo ocurrido en el país austral”. Complementa el especialista colombiano.

De acuerdo con Alberto, en países con mayores niveles de desarrollo que Colombia, pero sobretodo con mejor tejido social, estos fuertes “bandazos” no se dan, o si lo hacen es siempre dentro de un marco que respeta ciertas cuestiones fundamentales que permiten que el funcionamiento del conjunto del Estado y de su economía sigan más o menos en un constante progreso, dando tranquilidad a las instituciones. Un ejemplo claro para el medico colombiano es Italia, donde la transición del poder después de la Segunda Guerra Mundial ha sido casi que caótica, pero el Estado como tal sigue una marcha más o menos concertada y en una dirección previsible.

Alberto remata diciendo: “hay candidatos para suceder al Presidente y continuar por la misma senda de progreso en todos los órdenes. Los estilos de gobierno serán diferentes, pero mientras haya un acuerdo sobre lo fundamental y exista la voluntad de respetarlo, así como la conciencia plena de lo que esto puede representar en términos de progreso efectivo del país, el nombre, puede ser secundario.”

Uribe es un falso positivo

Iván Contreras, Abogado, ex diputado en Cundinamarca, asilado político en Estados Unidos y columnista del diario La Prensa en Nueva York, considera que la reelección va en contra de la Constitución Nacional, viola todos los preceptos legales constitucionales e incluso la proyección política de muchas personas que desean ocupar cargos privilegiados. “El afán de Uribe de perpetuarse en la Presidencia ha hecho que el país se convierta en una autocracia, se están desconociendo principios universales de la democracia auténticos, como es el hecho de elegir y ser elegidos.”

Según Contreras, personas como Rafael Pardo, o como el ex gobernador de Antioquia o Gaviria del Polo Democrático, pueden hacer un contraste al accidente político que se produjo cuando muchos paramilitares alternaron las urnas a favor de Uribe. “En la Revista Semana, y en la doble W, aparece que el presidente descendió 30 puntos, nunca antes en la historia política de Colombia habíamos tenido tanta corrupción: los escándalos de los hijos del presidente, las chuzadas en las llamadas de teléfonos a los Magistrados o los opositores políticos, etc…Por menos de esto renunció Richard Nixon a la presidencia de Estados Unidos” Puntualiza el Abogado.

Iván no tiene dudas que los estamentos del Estado están al servicio de Uribe. “Con cuatro años más nuestra justicia se convirtiera en una justicia de bolsillo, sin ir muy lejos el caso del actual Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez Maldonado es una vergüenza, sus actuaciones no son transparentes ya no le dicen el señor Procurador, sino el señor “absolvedor”. ¿Y que decir del “fiscal del bolsillo”, el señor Iguarán?

Para mi Uribe es un falso positivo porque no ha cumplido sus promesas, en la parte social el Gobierno sigue rajado, la inversión extranjera se está terminando porque se han dado cuenta que no hay garantías. Y si tuvimos un auge solo sirvió para que los españoles se apoderaran de las empresas de comunicaciones, de los medios de comunicación como el Tiempo, etc. De ahí el homenaje de empresarios españoles al Presidente de Colombia.

Finalmente Contreras insiste que la reelección está violando la voluntad soberana del pueblo, que además se modificó el resultado en las urnas desde la primera elección de Uribe gracias a congresistas que están en prisión por la parapolitica. “En Colombia si alguien comete un acto de corrupción se le aplaude, a la gente le parece bien porque es un vivo, un astuto. La corrupción se ha convertido en algo legal y eso es algo que se debe cambiar en la mentalidad de todos los colombianos” Afirma con vehemencia el columnista del periódico latino más popular en Nueva York.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…