Home Quebec Instantes con un animal tropical
Quebec - January 9, 2009

Instantes con un animal tropical

Nunca pensé que me fuera a divertir tanto cuando asistí a la proyección de “Animal Tropical a Montreal”, enseguida compartí mi experiencia con varios amigos y colegas porque quería que conocieran esta extraordinaria co producción de Canadá, Cuba y Venezuela, realizada por Frank Rodríguez y Pedro Ruiz, sobre la vida del escritor cubano Pedro Juan Gutiérrez. La mayor parte del documental se realizó en la Habana, pero gracias a que el escritor cubano vino a Montreal a promocionar “Yo y una lujuriosa negra vieja”, publicado por una editorial de Quebec en el 2007, la cámara pudo seguirlo de cerca y captar todas sus ocurrencias. Uno de sus apuntes más chistosos es cuando le pregunta a Gutiérrez si ya había probado la * Poutine y él responde: ¿Qué es eso?… ¿Una puta chiquita?

Indudablemente el fotógrafo y realizador venezolano, Pedro Ruiz, junto a su equipo supieron sacarle el jugo a su personaje, lo pasearon por todas las “calles calientes” de Montreal para que Gutierrez diera rienda suelta a su imaginación; lo filmaron en el banquillo con el público quebequense que devora sus obras en francés y pidieron opiniones de reconocidas personalidades como Dani Laferrière, escritor, realizador y periodista de origen haitiano.

Otro de los testimonios insólitos que incluyeron los jóvenes cineastas Rodríguez y Ruiz fue el del critico literario Jean Fugère, laureado en el 2003 con el Premio Raymond Charrette del Consejo Superior de la Lengua Francesa, quien afirma que la prosa erótica del escritor cubano tiene tanto éxito en el público quebequense, porque simplemente el sexo que describe Pedro Juan Gutierrez en sus libros, es mucho más emocionante que el de Quebec.

Pues bien, Pedro Juan Gutiérrez es uno de los escritores cubanos más leídos en el mundo, ha sido traducido a 18 idiomas en 20 países y entre sus libros están: Trilogía sucia de la Habana (1998) El Rey de la Habana (1999), Animal Tropical (2000, premio Alfonso García- Ramos de Novela España), El Insaciable Hombre Araña (2002) y Carne de Perro (2003, premio Narrativa Sur del Mundo, Italia) También es un consumado poeta y ha incursionado en el genero policial.

 

Logré esta breve entrevista a finales de diciembre, momentos antes que Pedro Juan partiera a Tenerife donde lo esperaban el sol, con unos 25 grados centígrados, mientras en Montreal yo recibía los mismos 25… centímetros de nieve.

 

 

NG. Muchos escritores inmigrantes, conviven con la nostalgia y se encasillan en temas comunes, que parecen un colchón de retazos de pasado. ¿Cómo logra usted traspasar la nostalgia e impregnarle tanta vida a sus novelas, poesías, personajes?

PJG. No soy emigrante. Vivo siempre en La Habana y cada año vengo a España por varios meses y desde aquí visito a muchos amigos en otros países de Europa, Suecia, Alemania, Italia, Paris, etc, Vivo en el Centro Habana de un modo normal y sin nostalgias. Esa sensación de nostalgia acaba con el creador y se pasa la vida viviendo en el pasado, es my paralizante.

 

NG. El sexo es un tema que usted ha explorado magistralmente en sus novelas, ¿Qué piensa del auge del sexo cibernético, la propagación de estimulantes como los vibradores a control remoto, con velocidades y sonidos humanos tan promovidos en países como Canadá?

PJG. Soy muy tradicional. Si tenemos dedos, lengua, labios e imaginación no es necesario nada de vibradores ni esas tonterías. Si acaso algún lubricante para el sexo anal. Y un poco de pasta de dientes, que es muy estimulante en el prepucio, pero nada más que eso. Creo yo. En fin, no soy sofisticado.

 

NG. Sentirse sin un peso en el bolsillo, con la mente llena de ideas y la pluma cargada de versos y prosas es el denominador común de muchos inmigrantes en Estados Unidos y Canadá. ¿Qué hizo para no desfallecer en su propósito de escribir libros que valieran la pena, mantenerse económicamente y esperar el reconocimiento de su esfuerzo?

PJG. Así me vi a fines de 1990 y durante muchos años, fue pesado, hambre, sin dinero, lujuria, desespero, impotencia, promiscuidad total, locura, noches de alcohol y tabaco. Una gran locura. A veces me asombro de la salud que tengo y las ganas de vivir. En enero cumplo 59 años y estoy muy bien aunque ya he bajado mucho los niveles de alcohol y tabaco y lujuria desenfrenada. No quiero morirme todavía.

 

NG. Usted es un escritor irreverente, libre, que no le tiene miedo a los excesos creativos, ¿qué piensa de la autocensura que viven muchos periodistas latinoamericanos?

PJG. Una cosa es como escritor y otra como periodista. Este último siempre tiene problemas de censura y autocensura. En unos países más y en otros menos. El escritor siempre es más libre. Yo fui periodista durante 26 años y desde enero de 1999 soy solo escritor y me alegro mucho porque me siento mucho más libre y tranquilo.

 

NG. ¿Qué opina del libro de Fidel Castro: La paz en Colombia?

PJG. No lo he leído. No me interesa la política.

 

NG. Yoani Sánchez, fue la mejor bloguera en el 2008, pero la prensa local hizo caso omiso a su triunfo, y además ella no pudo recibir su premio en el exterior. ¿Cómo ve el futuro de esta nueva generación de escritores cubanos?

PJG. En realidad hay dos generaciones de escritores cubanos: unos que viven fuera de la isla y otros dentro. Es un poco extraño porque las diferencias y separaciones son brutales. La política lo marca todo. Y en ese contexto cada quien hace lo que puede y publica como puede. En fin. En mi caso sólo he publicado tres libros en Cuba, pero ya las cosas mejoran y para el 2009 se prevé que la editorial de la UNEAC (Unión Nacional de escritores y artistas de Cuba) publique EL REY DE LA HABANA. En este momento comenzaron el proceso de edición, lo cual es una buena noticia para mi.

 

*Poutine: Comida típica quebequense (papas fritas, queso y salsa)
*Agradecimiento muy especial a Pedro Ruiz

Foto Afiche Pedro Ruiz. Creado por Carolina Herrera

Foto Pedro Juan portada: Lafquén.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…