Home Quebec ¿Por qué Canadá merece un primer Ministro como Ignatieff?
Quebec - April 23, 2011

¿Por qué Canadá merece un primer Ministro como Ignatieff?

La última encuesta sobre las elecciones federales en Canadá, realizada por EKOS estima que los  conservadores tienen una favorabilidad del 35.3 por ciento de votantes, lo que se  traduciría probablemente en otro gobierno minoritario. Le siguen los Liberales con  el 28.3 por ciento, el NDP el 14.2 por ciento;  el Bloque con  9.7;  los Verdes con un 10.6 por ciento  y otros con el 2.1.

 

Yo me pregunto ¿cómo se puede restablecer la confianza de un mandatario en menos de cuatro meses?  Harper  se ha cansado de repetir  que esta campaña es innecesaria, que  los canadienses no la quieren, pero lo que el ex mandatario  no dice al pueblo es que su gobierno falló, que perdió la confianza en el parlamento y como afirma el  ex Ministro de Justicia de Canadá y candidato liberal,  MP  Irwin Cotler, este es un caso  único , porque nunca en la historia del  ”Commonwealth” se había visto algo similar. Se trata del sexto voto de no confianza en la historia del país y el primero contra un gobierno que se encuentra en desacato al Parlamento.

Harper aduce que lo que pasó fue un “problemita técnico”,  a lo cual responde Cotler que es una muestra fehaciente de la   falta de conciencia  pues esto significa que  el líder conservador   no comprende el significado de  lo que es perder la confianza pública  y lo que debe ser la integridad de un gobierno. Si  estas alturas del paseo Harper no puede asegurar un gobierno mayoritario,  en las próximas elecciones, una figura como  Michael Ignatieff, puede restablecer la  confianza gubernamental y conquistar de nuevo  la confianza pública.

Si bien resta una semana de campaña, muchas sorpresas  pueden suceder, porque es una cuestión de confianza. Por ahora la balanza política se ha inclinado hacia el  líder del NDP,   Jack Layton, quien viene ganado un enorme terreno en Quebec  ante la mirada escéptica de los partidarios de la soberanía de Quebec  liderada por Gilles Duceppe, quien esta semana hizo un llamado de “emergencia” a sus aliados Pauline Marois y  Jacques Parizeau para que voten  por el “Bloc”.

Pero Ignatieff no se ha quedado relegado, así como Duceppe pidió un  SOS a sus aliados; el jefe del Partido Liberal hizo lo propio al anunciar que  el ex primer Ministro Paul Martin se unía a su campaña porque apoya la propuesta familiar  del Partido Libera o el Liberal Family Pack que  proporcionará un nuevo nivel de estabilidad económica a cada familia canadiense, a través de una ayuda para cubrir el costo de educación postsecundaria, cuidado de niños, cuidado de la familia, ahorros para el retiro y  mejoras económicas de energía en cada para el hogar.

Harper puede llevarse su sorpresa pues el favoritismo de Layton en Quebec  y el resto de Canadá puede sustraerle  votos tanto a  él como a Duceppe  para  beneficiar a los Liberales. Si a eso le sumamos la estrategia de marketing política empleada  por el equipo de Ignatieff estaríamos hablando de votos indecisos que podrían ser determinantes en esta campaña. La  capacidad de  reacción de los Liberales es aplastante, ante el despunte de Layton, lanzaron un comercial  contra el DNP  llamado “No tan rápido Jack”, o “No so Fast Jack”, en donde  se pone de presente la inexperiencia de Layton en temas económicos, la evasión en el control de armas, impuestos elevados y candidatos inexpertos.

El mensaje político  de Ignatieff ha sido muy preciso.  Es el candidato que más tiempo ha estado en campaña pues desde que reemplazo a Stephan Dion tiene la camiseta puesta, desde comienzos del 2010 está recorriendo todas las provincias de Canadá en su “Expreso Liberal, conociendo de cerca las necesidades del pueblo. Publicitariamente ha sido el líder más contundente al denunciar en sus comerciales los abusos de poder de Harper y hablarle  directamente  a las familias canadienses sobre la economía y mostrarles cuáles eran los “gastos prioritarios” para el gobierno conservador.

En Quebec, por ejemplo, Ignatieff  supo poner el dedo en la  yaga al proponer el aumento del presupuesto para la cultura.  La propuesta es voltear la página a cinco años de  de negligencia y hostilidad hacia las artes y la cultura por parte de los conservadores,   reforzar este sector clave de la economía mediante de una inyección económica  el Consejo de las Artes del Canadá y a los programas que hacen la promoción de artistas canadienses en los mercados internacionales.

A cada paso que da,  Michael Ignatieff quiere  sustentarle a su  electorado ¿Por qué Canadá merece un primer Ministro como Michael Ignatieff?  Una de sus respuestas es: “Soy un partidario de  un sistema de salud universal y accesible para todos. Hemos asumido   compromisos claros porque  es necesario mantener la inversión en nuestro sistema de salud.  Harper ha preferido  otras prioridades como comprar un avión o construir  cárceles. Yo  quiero concentrarme en mantener el sistema de salud en el Canadá. Para eso es necesario que dialoguemos todos. Es necesario encontrar soluciones juntos. ”

La prioridad de los liberales es la salud y mientras  tres jefes políticos  dividen la población canadiense, Michael Ignatieff recuerda la importancia de ser  solidarios y unidos. Asimismo el jefe liberal reconoce que Canadá tiene una diversidad excepcional, reconoce y celebra esa diferencia.  En otras palabras, Ignatieff es hijo de inmigrantes, algo positivo para quienes tienen por país de adopción a Canadá, pues existe una sensibilidad mayor hacia las necesidades de los inmigrantes cuando se ha sido parte de una diáspora X o Y.

Si ahondamos un poco más en el tema de los inmigrantes o comunidades culturales de Canadá, se necesita un mandatario que vaya más de la eterna discusión de la “integración”.  Los nuevos inmigrantes son profesionales altamente calificados que en su mayoría no tienen problemas de integración, muchos ya dominan el inglés o el francés, lo que se necesita son oportunidades laborales, menos discriminación.  Por lo menos en la provincia de Quebec la tasa de desempleo en los inmigrantes calificados  es alta, la explotación laboral no cesa, en aras a adquirir la famosa experiencia canadiense.  ¿Hasta cuándo vamos a seguir con  esa carencia desmedida  de médicos de familia, pues  los doctores diplomados en el exterior no consiguen entrar en la orden de médicos de Quebec  y les toca volverse taxistas?

Michael Ignatieff  tiene una opción fuerte para lograr ese voto de confianza que tanto necesita Canadá. Es  partidario de la libertad y la democracia por todas partes en el mundo. Como periodista, fue testigo de las repercusiones del genocidio de Ruanda, del caos de la antigua Yugoslavia y la tiranía en Irán. En su papel de representante de Canadá a la Comisión internacional sobre la intervención y la soberanía de los Estados, Michael fue un pionero de la doctrina de la “responsabilidad de proteger” adoptada por  las Naciones Unidas. Es autor de 17 libros y tiene 11 títulos honorarios, un premio Gemeni y el Premio literario del Gobernador General en la categoría estudios y pruebas.

Finalmente los invito a votar.  No se queden en sus casas el próximo 2 de mayo. Voten y si su voto es liberal, ¡mucho mejor!

 

Fotos: Michael Ignatieff.

Videos en este texto: patutas comerciales: abuse of power/ Economy, No so fast Jack.

Video: Irwin Cotler discurso de lanzamiento de su campaña en Mont Royal- Montreal- Quebec.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ya basta de satanizar a Corea del Norte (1 parte)

Email @NataliaGnecco¿Hay que tener miedo de Corea del Norte? ¿Es loco su dir…